SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
Buenas prácticas| 28/12/2022

Mundial de fútbol y equipos ágiles

Mundial de fútbol y equipos ágiles

Al ganarle Arabia Saudita a Argentina en el Mundial de Fútbol fue un claro ejemplo de la importancia de tener un liderazgo y metas claras.

Por Jorge Velasco*

Muchas empresas en los últimos años han decidido convertirse en organizaciones “agile” en busca de llegar a ser digitales. La adopción de la filosofía “agile” permite tener claras las prioridades, alineando las fuerzas de las distintas áreas y permitiendo a los equipos colaborar integradamente para innovar y crear valor en el mercado. Es una nueva forma de pensar basada en la colaboración y los flujos de trabajo, y define un conjunto de valores que guían las decisiones de equipos de alto rendimiento. En el mundial de fútbol pudimos percibir varios de estos ejemplos de cómo se pueden lograr resultados sorprendentes cuando se actúa bajo la filosofía de equipos “agile”.

Una primera característica de estos equipos es que todos y cada uno de sus miembros tengan claro el propósito y las metas que planean conseguir, para luego decidir y actuar cómo van a trabajar juntos generando un ambiente de sana convivencia y apoyados por un liderazgo que exija coordinación y disciplina para lograr los resultados. El ejemplo de Arabia Saudita al ganarle a Argentina fue un claro ejemplo de la importancia de tener un liderazgo y metas claras. En efecto, en el entretiempo el DT Herve Renard pidió efusivamente dar la vuelta el partido y su equipo termina ganando 2 a 1, algo sorprendente.

La comunicación y la confianza son otra característica de un equipo agile. La transparencia y la comunicación oportuna permite construir más y mejor valor siempre. Esto se logra en el tiempo con equipos que ya se conocen y mantienen una relación y conversación permanente, generando un entorno inclusivo y neutral donde sus miembros buscan el bienestar de todos antes que los intereses individuales. La selección de Japón, que le ganó nada menos que a Alemania, demostró ser un equipo muy táctico y compacto en la defensa y en el ataque, gracias a sus movimientos propios de su sistema 4-3-3  o 4-2-3-1  con una fiabilidad absoluta, gracias a  esa comunicación y confianza entre sus jugadores.

La preparación y capacitación continua hace que un equipo sea eficaz, mediante el trabajo permanente, constante y enfocado que permite desarrollar y perfeccionar competencias técnicas y conductuales a los integrantes.  En el mundial de Qatar el tiempo de preparación de los equipos ha sido muy breve, apenas de una semana, porque sus internacionales estuvieron en los campeonatos locales e internacionales hasta el último. Esto explica las grandes sorpresas de equipos ante los equipos grandes y que en el camino volvieron a ensamblar como Croacia o Argentina.

La responsabilidad compartida es un ingrediente clave para el éxito del equipo, todos y cada uno de los miembros asumen la responsabilidad de lo bueno y lo malo que ocurre. Los miembros del equipo entienden que deben motivarse y motivar a los demás para dar lo mejor de sí mismos, reconocen el impacto de su comportamiento en los demás, buscan mejorar sus prácticas de trabajo y sus conflictos se resuelven entre ellos sin romper su neutralidad. Después de la eliminación de México, en el mundial de Qatar, Jesús Gallardo, el lateral de la selección azteca declaró que la responsabilidad es compartida y no solo del director técnico, sino también de los jugadores que son los que están en la cancha.

De esta manera podemos aprovechar el mundial de fútbol para ver cómo los equipos exitosos reúnen ciertas cualidades que se deben adoptar e inculcar para hacer empresas campeonas. Tener un propósito y acuerdos de equipo, los mismos que están alineados.

*Es Director del Hub de Innovación de la UMSA y experto en Banca y Negocios.