bru1
bru1
BRUJULA – 1000 X 115 px
BRUJULA – 1000 X 115 px
Buenas prácticas| 15/11/2022

Formar más empleados con propósito es la búsqueda de hoy en las grandes empresas

Formar más empleados con propósito es la búsqueda de hoy en las grandes empresas

La empresa coreana Samsung forma empleados con propósito. Volvió a ocupar el 1er lugar en la lista de “Mejores empleadores del mundo”.

Visión Sostenible |15|11|22|

Impacto e imagen corporativa, desarrollo de talento, igualdad de género y responsabilidad social son algunos de los elementos que las grandes empresas buscan generar en sus ambientes. Pero, estas características solo se pueden forjar cuando las instituciones cuentan con trabajadores con propósito. Para generar esto, las empresas deben comenzar a implementar buenas prácticas empresariales que, según la abogada y coach ejecutiva Lucrecia Iruela, puedan constituir “una oportunidad de cambio, ya que justifican una necesidad especifica de la mayoría de los que constituyen la empresa”.

En la construcción de ese nuevo camino, las instituciones deben evitar, por ejemplo, que sus equipos laborales se dividan por franjas horarias, estilos de trabajo u oficinas; o que no puedan expresar sus emociones, esperanzas o necesidades como individuos. Estas acciones solamente pueden provocar más individualismo y que no se preocupen por el colectivo.

Además, las organizaciones deben darse cuenta que existen “cuellos de botella” que estrangulan a los altos ejecutivos y trabajadores, pero que se revisten con adjetivos como sabiduría; o implementan estilos de comunicación rígidos y medidos solo para generar resultados. Esas operaciones que podrían ser consideradas buenas prácticas, al final, se convierten en lastres que no dejan avanzar. Iruela explica que esas “costumbres prolongadas en el tiempo están provocando una rotación en las empresas de manera notoria, ya que el talento está valorando más la libertad individual”. En pocas palabras, las personas están sacrificando su carrera por el puesto de trabajo.

Los trabajadores con salarios más altos, mejores beneficios y oportunidades de ascenso y equilibrio entre el trabajo y la vida personal ayudan a que las necesidades del individuo se ajusten a las que tiene la empresa. Estas acciones provocan que las personas que se retiran, citen su trabajo anterior como una prioridad principal. Este tipo de prácticas, por ejemplo, le permitieron a Samsung posicionarse en el primer lugar del ranking “Mejores empleadores del mundo”, elaborada por la revista Forbes y la empresa de investigación Statista.

La gigante tecnológica señala que su secreto está en generar acciones que promuevan el respeto y fomenten el talento humano, la diversidad y estrategias de inclusión para garantizar la igualdad de oportunidades. Asimismo, impulsa diversas soluciones de aprendizaje para el desarrollo personal. En pocas palabras, busca que sus trabajadores puedan sentirse partícipes y, así, formar personas con propósito.

Hay tres áreas clave en las que las organizaciones deberían trabajar hacia ese objetivo: empoderar a los empleados para ser líderes, tener en cuenta su opinión en la toma de decisiones y, sobre todo, alentarlos a ser fieles a sí mismos. Es importante reconocer que un empleado no tiene que ser jefe para influir positivamente en las personas con las que trabaja todos los días. En muchas empresas hay trabajadores que no tienen un rol de liderazgo de personas, o tal vez no lo desean, pero son personas extremadamente influyentes en la organización.

Al ampliar la definición de liderazgo, una empresa puede conectar a las personas que buscan aprender con las que pueden enseñarles algo. Además de crear más conexiones en todo el negocio, el enfoque deja en claro que el desarrollo profesional no es responsabilidad exclusiva de los jefes, sino algo en lo que todos pueden involucrarse.