Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
Buenas prácticas| 11/10/2022

Emprender: un oficio de resiliencia

Emprender: un oficio de resiliencia

La pasión, la constancia y la iniciativa son algunos de los valores que debe practicar un emprendedor.

Visión Sostenible |11|10|22|

El mes pasado, en Bolivia, se realizó la feria más importante del país, la Expocruz 2022, con la participación de expositores nacionales e internacionales. Este espacio muestra el crecimiento económico que tienen las empresas grandes y algunos emprendedores independientes. Según datos publicados por los medios, este año la feria generó 191,27 millones de dólares en intenciones de negocios, cifra superior en 52,87 millones respecto a la versión de 2021, cuando se alcanzó 138,4 millones de dólares.

Ante estos datos, se puede decir que pese a haber atravesado la pandemia y un bajón económico, Bolivia mantiene su creciente potencial en cuanto a emprendimientos e ideas de negocio. Por ello, en esta nota, se señalan algunos consejos a tomar en cuenta a la hora de iniciar un nuevo emprendimiento.

La pasión, la constancia y la iniciativa son algunos de los valores que se deben practicar constantemente. Dado que son los que impulsarán a seguir creciendo e innovando a pesar de los obstáculos que surjan en el camino. Emprender es un camino de “prueba y error”, es decir, es importante ser resilientes para aprender de aquellos errores y que sean un motor para avanzar y no una razón de frustración.

Analizar constantemente el contexto, identificar el público objetivo y analizar qué necesitad satisface el producto o servicio que se ofrece. Estos son algunos de los pasos clave porque moldean la idea de negocio y ayudarán a reaccionar a problemas que puedan surgir más adelante. De igual manera, es necesario monitorear de manera constante estos elementos.

La flexibilidad y adaptabilidad son virtudes importantes porque pueden surgir modificaciones o nuevas posibilidades que se deben tomar en cuenta para que el producto o servicio que se ofrece se adecúe a una sociedad en constante cambio.

Si bien las ideas son la esencia de cualquier emprendimiento, es importante tener en cuenta que es primordial revisar, de manera constante, las finanzas. Asegurarse de que las cifras sean las correctas ayudará a tener un panorama claro de la situación económica del negocio y a hacer las modificaciones pertinentes.

La capacitación constante es un pilar fundamental para estar al tanto de las nuevas tendencias. Aprender de otros profesionales ayudará a manejar y tomar buenas decisiones que favorezcan el nuevo emprendimiento. Además, ayudarán a aprovechar recursos que se tiene a mano para poder mejorar y dar un toque particular de valor al negocio.

Actualmente se habla del cambio climático y cómo el planeta está siendo afectado por la contaminación y las empresas piensan en ideas que hagan de sus negocios sostenibles. Las acciones pequeñas pueden conllevar grandes cambios.

Los emprendedores son personas altamente resilientes, llenas de pasión, iniciativa y compromiso. Es importante estar dispuesto a dar lo mejor de uno, aprender de manera profesional, estar abierto a los cambios que puedan surgir y monitorear constantemente el nuevo negocio y, de esta manera, mejorar cada día.