SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
SOL-DPF-FESTIVO---BRUJULA-DIGITAL-1000X115px ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
Buenas prácticas| 14/12/2022

Camino a la productividad laboral

Camino a la productividad laboral

La productividad laboral es clave para el crecimiento de una empresa.

Visión Sostenible |14|12|22|

Dentro de una sociedad apresurada con estrés permanente y responsabilidades diarias, es normal que la productividad sea fluctuante. Te despiertas un día con ganas de comerte el mundo y cumplir toda tu agenda de pendientes, pero dos días después es imposible redactar un correo sin revisarlo tres veces debido a la falta de concentración. 

Según la Organización Laboral del Trabajo, un boliviano cumple en promedio alrededor de 41 horas laborales en una semana. Sin embargo, ¿cuántas horas realmente son destinadas a un trabajo productivo y provechoso para la empresa o negocio? La lista de responsabilidades aumenta día a día y el empleado no solo necesita cumplir con las mismas, sino también estar preparado para las nuevas tareas que sean asignadas a lo largo de la jornada. 

Ahora bien, el primer factor para aumentar la productividad laboral podría ser totalmente obvio, pero usualmente es olvidado. Uno de ellos es la previa organización, un estudio de Amazon e Ipsos realizado en España indicó que, tras la pandemia, las personas aprecian la flexibilidad en su horario de trabajo, aunque ellos comprometan de cierta forma un cambio en sus horas de trabajo.

El empleado no solamente debe llevar una agenda de tareas, sino ordenarlas por prioridad. A ello se suma otro punto importante: aprender a decir no. ¿Qué quiere decir exactamente esto? La planificación es fundamental para un rendimiento significativo que aporte beneficios a la empresa, pero no habrá tal si el trabajador se carga de trabajos innecesarios que no le corresponden o no suman a los objetivos planteados.

Otra forma de realizar un trabajo eficiente es aprovechar todas las herramientas que brinda la tecnología, por ejemplo: automatizar todos los procesos tediosos que restan tiempo y podrían ser fácilmente solucionados. De esta forma, se optimiza un método, se impide que se presenten errores al escribir a mano y se libera la agenda para atender temas importantes.

Si bien es importante mantener un buen orden y actitud en tu forma de trabajo, también es fundamental mantener tu espacio de trabajo en línea. Según un estudio realizado por la carrera de psicología de la Universidad de Pensilvania, el escritorio físico y virtual (computadora) que maneja una persona a lo largo de su jornada laboral aumenta o reduce el estrés con el cual realiza las tareas diarias. Es decir, mantener tu mesa de trabajo en orden hará que tu cerebro relacione las actividades del día de forma positiva y sin ninguna carga mental indirecta.

Finalmente, uno de los puntos más importantes para ser productivo en el mundo laboral es no ser un workaholic, es decir, una persona adicta al trabajo. Los descansos son fundamentales, así como adecuadas horas de sueño y tiempo de calidad fuera de la oficina. Ser eficiente en el trabajo no tiene que ser sinónimo de esclavizarse frente a un escritorio o a la computadora, la productividad también funciona cuando te encargas de mejorar aspectos en tu vida personal, como ser: el ejercicio, la familia o, simplemente, un merecido descanso.