Sociedad | 01/10/2019

Se cumplen 100 días de los incendios y el ritmo de hectáreas quemadas va en aumento

Se cumplen 100 días de los incendios y el ritmo de hectáreas quemadas va en aumento

Mapa de focos de calor de Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN).

Brújula Digital |1|10|19|

Raúl Peñaranda U.

Los graves incendios que afectan en Bolivia a diversas zonas del oriente del país cumplieron este martes 100 días desde que se iniciaron y la crisis ambiental está lejos de resolverse, con un número diario de hectáreas quemadas que va en aumento.

Entre el 15 y el 25 de septiembre pasados, la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), señaló que se habían quemado 1,2 millones de hectáreas en todo el país, a un ritmo de 120.000 hectáreas por día.

El informe anterior estableció que entre el 27 de agosto y el 15 de septiembre se habían quemado 1,9 millones de hectáreas, es decir 105.000 hectáreas diarias. Ello implica que ahora se queman 15.000 hectáreas por día más que en agosto, según el reporte de la FAN.

Los incendios empezaron alrededor del 20 de julio, según reportes de prensa, por lo que la tragedia cumple 100 días desde iniciada y ya ha consumido 5,3 millones de hectáreas de bosques y zonas no boscosas.

“Esta es una tragedia que está lejos de terminar, como quiere hacer creer el gobierno. La situación es gravísima y lamentablemente tanto los medios como las autoridades la están normalizando”, expresó el activista medioambiental Pablo Solón.

Expresó que se necesita de manera urgente que el presidente Evo Morales pida que se detenga el uso del fuego. “Eso es lo primero que necesitamos”, declaró Solón, quien explicó que los chequeos en el país no se han detenido y que siguen siendo usados para habilitar tierras para la ganadería y la agricultura.

Animales afectados

Solón agregó que la otra decisión que se requiere de una vez es que el gobierno declare “desastre nacional” y que deje de “minimizar” la situación. La Fundación Solón estimó que hasta mediados de septiembre unos 200 millones de animales vertebrados habían muerto en la tragedia, especialmente anfibios, reptiles, aves y mamíferos. La muerte de invertebrados, como insectos y otros, es imposible de cuantificar.

La Fundación para la Protección del Bosque Chiquitano (FPBC) informó que existe muerte directa y riesgo para toda la fauna chiquitana, que alcanza a 1.200 especies, de las cuales 43 son anfibios, 140 reptiles, 788 aves y 242 mamíferos.

Fátima Monasterio, responsable regional del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) expresó hace poco que “se está llevando a la CIDH un informe en el que se evidencian los hechos referidos a los incendios, pero también se demuestra que la normativa promovida por el gobierno ha ido incentivando la situación de desastre que estamos atravesando”.

El fuego ha afectado o puesto en peligro a áreas protegidas como Tucabaca, Otuquis y Kempff Mercado, así como a territorios de pueblos ayoreos no contactados.

Monasterio hizo referencia a que durante el gobierno de Morales se aprobaron 10 normas, entre leyes, decretos supremos y reglamentos, que afectan a los bosques. De ellas, dos normas son las que más han estado en debate recientemente, el decreto 3973 y la ley 1098, que autorizan los chaqueos y la ampliación de la frontera agrícola.

Valor de mercado

También se han producido estimaciones del valor de mercado de los árboles destruidos por el fuego. La Fundación para la Protección del Bosque Chiquitano estima que existen 80 árboles de valor comercial por hectárea, por lo que, en dos millones destruidas de bosque, los árboles que han muerto son unos 160 millones.

Siguiendo el cálculo de la FBPC, el costo de esos árboles es de 4.500 millones de dólares, que equivale al triple de la exportación de gas natural del año 2018.