Sociedad | 07/11/2019

Sala Constitucional Primera de Tribunal Departamental de Justicia de Tarija rechazó “acción popular” para apertura de calles y avenidas

Sala Constitucional Primera de Tribunal Departamental de Justicia de Tarija rechazó “acción popular” para apertura de calles y avenidas

Cierre de frontera con Paraguay como parte del movimiento cívico en Tarija (Foto EL PAÍS))

Brújula Digital|07|11|19|

El rechazó este jueves a la “acción popular “interpuesta por Roberto Gareca para la apertura de calles y avenidas en la capital tarijeña por la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Tarija, constituye un precedente  a nivel nacional  para enfrentar intentos del Movimiento al Socialismo (MAS) para desmovilizar a la ciudadanía.

La posición fue expresada por especialistas constitucionalistas, luego que los vocales del TDJ de Tarija este jueves, “consideraron que el recurso jurídico (“acción popular”) interpuesto por el ciudadano Roberto Gareca, para el desbloqueo de calles y avenidas en la capital, “no tenía sustento legal y por eso fue declarado improcedente”.

Explicaron que en el país, rige un solo sistema jurídico, por lo que de resoluciones distintas a una “acción popular” con el mismo fin, podría conllevar la vulneración de la norma y el posterior proceso contra quienes la emitan.

Por la “acción popular” fue notificado el Comité de Movilizaciones y la presidenta del Comité Cívico Femenino, Paola Mendoza, fue quien acudió en mientras fuera del edificio del TDJ se congregaron cívicos y vecinos “para darle el apoyo moral”.

Al concluir la audiencia, Mendoza  afirmó que “los bloqueos continuarán debido a que es una lucha del pueblo tarijeño, que salió a las calles para defender su voto y el pedido de nuevas elecciones” y explicó que los vocales “rechazaron la acción popular, porque no tenía ni pies ni cabeza, debido a que no estaba bien fundamentada”. 

La dirigente cívica, que lidera la movilización en la ciudad de Tarija ante la ausencia del presidente del Comité de Movilizaciones, César Ramos, quien, junto a un grupo de manifestantes, se trasladó a La Paz, afirmó, “nadie me va a callar y si quieren callarme me sacarán en cajón en cajón”.