Sociedad | 23/05/2020

Mons. Percy Galván Flores es el nuevo Arzobispo de La Paz

Mons. Percy Galván Flores es el nuevo Arzobispo de La Paz

Mons. Percy Galván Flores, nuevo Arzobispo de La Paz. Foto: Iglesia Viva

Brújula Digital |23|05|20|

El papa Francisco nombró a monseñor Percy Galván Flores como el nuevo titular de la Arquidiócesis Metropolitana de La Paz. El todavía titular de la Prelatura de Corocoro, con sede en Patacamaya, reemplazará en el cargo a monseñor Edmundo Abastoflor que ejerció el cargo desde julio de 1996.

“Su Santidad el Papa Francisco ha aceptado la renuncia, por límite de edad (de conformidad con lo establecido por el canon 401 § 1 del Código de Derecho Canónico), de S.E.R. Mons. Edmundo Luis Flavio Abastoflor Montero al cargo de Arzobispo Metropolitano de La Paz, dignándose nombrar Arzobispo de la misma circunscripción eclesiástica a S.E.R. Mons. Percy Lorenzo Galván Flores, hasta ahora Obispo de la Prelatura de Corocoro”, según comunicado de la Nunciatura Apostólica en Bolivia.

Hasta la toma de posesión del nuevo Arzobispo, monseñor Abastoflor quedará al frente de la Arquidiócesis Metropolitana de La Paz como Administrador Apostólico. Asimismo, monseñor Galván quedará al frente de la Prelatura de Corocoro, a norma del Derecho Canónico, hasta la toma de posesión de su Sucesor.

El arzobispo nombrado

En sus primeras palabras, el nuevo arzobispo nombrado agradeció a Dios por el cargo que próximamente asumirá y también anunció que su deseo es formar una familia y animó a la población a sumarse a la oración en momentos en que el mundo soporta el coronavirus.

“Quiero recurrir a todos ustedes queridos hermanos y hermanas para que juntos formemos una familia. Nos unamos fundamentalmente en el aspecto espiritual a través de la oración y pidamos que el Espíritu Santo siga guiando e iluminando esta hermosa iglesia para que construyamos realmente una Arquidiócesis que haga honor a su nombre, que realmente vivamos en paz, que realmente vivamos en unidad, que realmente vivamos y alcancemos la felicidad que viene de Dios”, dijo.

El prelado, nacido en Potosí y que trabajó sus primeros años como sacerdote en Chuquisaca, dijo que aún está “sorprendido” por el cargo que próximamente asumirá. “Estoy todavía muy sorprendido pero al mismo tiempo muy agradecido a Dios por el nombramiento del que inmerecidamente he sido objeto para ser Arzobispo de esta Grande Arquidiócesis”.

Por último, agradeció a los obispos de la Conferencia Episcopal Boliviana por su apoyo en su trabajo. “Deseo hacer llegar un saludo desde lo más profundo de mi corazón, particularmente a Monseñor Edmundo, Monseñor Aurelio, a todos los sacerdotes, religiosos, religiosas, diáconos, seminaristas. Agentes de pastoral de nuestra Arquidiócesis de La Paz y a todos y cada uno de las personas que viven en esta bella tierra”.

Trayectoria del nuevo Arzobispo

Monseñor Galván nació el 10 de agosto de 1965 en la ciudad de Potosí, de familia originaria del municipio de San Lucas, en la provincia de Nor Cinti del departamento de Chuquisaca, perteneciente a la Arquidiócesis Metropolitana de Sucre, donde se formó en la escuela, colegio y en el Seminario San Cristóbal, donde realizó sus estudios iniciales del sacerdocio.

De 1985 a 1991 estudió Filosofía y Teología en el Seminario “San José” de Cochabamba. Recibió la ordenación presbiteral el 18 de julio de 1991, incardinándose en la Arquidiócesis metropolitana de Sucre.

Su primer cargo pastoral lo asumió en la Parroquia de Villa Serrano, como Vicario Parroquial, en los años 1991 y 1992, para pasar, de 1992 a 1993, a la Parroquia “San Juan Bautista” en Padilla. De aquella misma Parroquia fue después Párroco, de 1993 a 1995. Al año siguiente fue llamado a desempeñarse como Vicario Episcopal de la zona “Frontera”, cargo que mantuvo hasta 1998.

De 1998 a 2001 fue enviado a Roma, para frecuentar la Pontificia Universidad Gregoriana, obteniendo la Licenciatura en Teología Bíblica. A su regreso a Bolivia, en el 2001, asumió el cargo de rector del Seminario “San Cristóbal” de Sucre y formador de los pre-novicios de distintos Institutos Religiosos, cargos que mantuvo hasta el 2005, año en que fue nombrado Vicario General, pasando a ser, en el 2008, Vicario de Pastoral.

El Santo Padre Francisco, el 2 de febrero de 2013, lo nombró sucesor del ahora Emmo. Cardenal Toribio Porco Ticona en el gobierno pastoral de la Prelatura de Corocoro, recibiendo la Ordenación Episcopal el 1° de mayo siguiente.