Sociedad | 28/09/2020

La Razón y Extra niegan que se hayan comprado con dinero del programa "Evo Cumple"

La Razón y Extra niegan que se hayan comprado con dinero del programa "Evo Cumple"

El galpón de La Razón y Extra. Foto: La Razón

Brújula Digital |28|9|20|

A través de un comunicado La Razón y Extra negaron que ambos medios de comunicación hubieran sido comprados con recursos provenientes de un préstamo venezolano al gobierno boliviano a través del programa Bolivia Cambia, Evo Cumple.

“Nuestros periódicos y nuestro principal accionista, Carlos Gill Ramírez han venido enfrentando una incesante campaña de desprestigio, iniciada hace varios meses. En varios medios de comunicación se han publicado afirmaciones y denuncias falsas por parte de políticos y algunos periodistas, referidas a su supuesta participación en una organización criminal que se habría constituido por empresarios bolivianos y extranjeros para tomar por asalto algunos medios de comunicación de prestigio del país”, señala un comunicado de ese medio.

El pasado 22 de septiembre, un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras del Estado (UIF), al que tuvo acceso Brújula Digital, establece que el gobierno de Venezuela le prestó al Estado boliviano, entre 2008 y 2009, la suma de 16,1 millones de dólares a través del programa Evo Cumple.

Una vez recibidos esos recursos, que le pertenecían al Estado boliviano, fueron traspasados a cuentas privadas. Luego se enviaron 4,5 millones de dólares a España a cuentas del grupo PRISA, mediante la empresa Flaba Trading, que pertenece a Marcelo Hurtado, para la adquisición de La Razón-Extra, dice el informe de la UIF.

El comunicado rechaza la validez del informe de la UIF: “Los detractores de nuestros periódicos, al no obtener resultados con dichas mentiras, en los últimos días, una vez más, pretenden afectar La Razón, Extra y su principal accionista (que tergiversaron) la realidad del contenido de un Informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas”, agrega el comunicado.

Con base en dicho informe, agregan, se difundieron nuevamente especulaciones orientados a desinformar y desprestigiar. Esto ocurre específicamente cuando se afirmó y denunció hace pocos días que La Razón y Extra habrían sido adquiridos con recursos del programa de inversión social “Evo Cumple”, financiado en parte con créditos venezolanos.

Diversas fuentes calificaron a La Razón y Extra como “medios paraestatales” durante el gobierno anterior, en el sentido de que tenían una línea editorial proclive a esa administración al tiempo que recibían millones de dólares en publicidad estatal. El mismo Gill admitió en una entrevista que La Razón recibió unos 2,3 millones de dólares anuales en propaganda estatal, la mayor cantidad recibida que cualquier otro periódico. Se cree que recibió unos 20 millones de dólares en una década durante el gobierno del MAS.

El documento de La Razón asegura que Gill obtuvo los medios ofrecidos por PRISA a cambio de un sistema de intercambio de acciones de un canal de televisión que éste tenía en EEUU y que el proceso fue transparente y legal.

BD/ML