Sociedad | 26/03/2020

Jubilados reiteran pedido a presidenta Áñez para que duplique la Renta Dignidad mientras dure la crisis originada por el coronavirus

Jubilados reiteran pedido a presidenta Áñez para que duplique la Renta Dignidad mientras dure la crisis originada por el coronavirus

Adultos mayores reciben su Renta Dignidad Foto El Deber

Brújula Digital|26|03|20|

El secretario Ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados de Bolivia en el Sistema Integral de pensiones (Conaljusip), Mario Delgado, reiteró este jueves a la presidenta Jeanine Áñez, el pedido para que la Renta Dignidad sea duplicada para su sector mientras dure la cuarentena, medida asumida para contrarrestar la pandemia del coronavirus.

"Nosotros hemos pedido que mientras dure esta epidemia nos dupliquen la Renta Dignidad, que en el caso de los jubilados es de 300 bolivianos y en el de los adultos mayores sin jubilación de 350 bolivianos", señaló Delgado en entrevista con la red ATB.

El dirigente de los jubilados esperaba que, en las nuevas medidas por la cuarentena total dictadas ayer en la noche, el Gobierno incluyera a las personas de la tercera edad.

El Gobierno de la presidenta Jeanine Añez determinó la otorgación de una canasta familiar y de acuerdo al ministro de Economía, José Luis Parada, este beneficio llegaría a los adultos mayores y personas de bajos recursos, otra medida que beneficiaría a las personas de la tercera edad sería el pago de las facturas de los servicios de agua y luz. 

El ejecutivo de la Conaljusip manifestó que las medidas asumidas anoche, son más drásticas con su sector al no permitirles salir de casa que, si bien es para protegerlos, no toma en cuenta que muchos ancianos viven solos o están abandonados y la mayoría no cuenta con dinero suficiente.

"Nosotros hemos hecho un pronunciamiento indicando que nuestro sector recibe una renta dignidad muy pequeña, hemos pedido que sea duplicada, para todos los adultos mayores de Bolivia que representamos el 10 por ciento de la población", señaló Delgado.

Los jubilados piden al Gobierno central que el aumento al doble del monto se haga de manera inmediata, para que de esa manera se evite la muerte por inanición de muchos adultos mayores. Delgado indicó que el monto de la renta no cubre los gastos para la compra de insumos sanitarios como barbijos, alcohol en gel, entre otros.

"Nos estamos muriendo de hambre; al escucharla a la presidenta anoche pensamos que íbamos a estar incluidos en esa situación, pero no lo estamos", lamentó el dirigente de los jubilados, quien añadió, “en los discursos y los mensajes televisivos se señala la necesidad de cuidar a los adultos mayores, pero en los hechos y las determinaciones del gobierno, no se toma en cuenta ese sector y menos a los jubilados a pesar de las mínimas rentas que perciben”.

El miércoles por la noche, la presidenta Jeanine Áñez determinó nuevas medidas que deberán ser cumplidas durante la emergencia sanitaria nacional con mayores restricciones que se aplicarán hasta el 15 de abril.

Una de las medidas es que solo podrá salir de casa una persona de la familia para comprar alimentos y otros productos de primera necesidad. Esta persona debe tener entre 18 y 65 años y podrá salir de su domicilio  entre las 07:00 a 12:00 horas.

Para cuidar a los adultos mayores, un familiar podrá hacer el cobro de la Renta Dignidad

De acuerdo a informe del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el pago de salarios para trabajadores del sector público y rentas a jubilados, se realizará desde este lunes 30 de marzo, en las sucursales habilitadas durante esta emergencia por las entidades del Sistema Financiero, direcciones que se pueden verificar en las páginas web de cada banco o llamar a atención al cliente.

El informe agrega que las entidades bancarias atenderán de lunes a viernes de 8:00 hasta las 12:00 y recuerda que los rentistas y jubilados que superen los 65 años, de acuerdo a lo que señala la norma de restricción de circulación durante esta emergencia, deben mandar a un familiar con su documento de identidad y un documento escrito en el que el beneficiario aclare que da su consentimiento para que su ser querido cobre su renta, el documento deberá tener la firma y la huella digital del rentista.