Sociedad | 28/03/2020

En Chile, 70 bolivianos caminan hacia Pisiga y demandan atención del gobierno de Bolivia

En Chile, 70 bolivianos caminan hacia Pisiga y demandan atención del gobierno de Bolivia

Bolivianos parten a pie de Iquique y se dirigen a Pisiga Foto Pagina Siete

Brújula Digital|28|03|20|

Con maletas en sus hombros, pero sin alimentos ni agua, 70 bolivianos caminan por la carretera, bajo el calor y sol del desierto en su travesía desde Iquique hacia la población de Pisiga, zona fronteriza entre Bolivia y Chile, demandando la atención del gobierno de la presidenta Jeanine Añez para volver a su país.

La situación de los connacionales se describe en un reporte de Página Siete en el que se detalla que el grupo de bolivianos es parte de un contingente de personas que iniciaron  una caminata desde Iquique hacia Pisiga con la intención de volver al país, mientras otro grupo de aproximadamente 200 personas se quedó en la localidad chilena de Wara, ubicada a una distancia de 150 kilómetros de Pisiga, frontera con Bolivia.

“Tenemos al menos 200 persona bolivianas paradas en Wara, distante a 150 km de la frontera con Bolivia; están a la intemperie, entre ellos hay seis menores de edad”, informó el alcalde del municipio de Colchane (Chile), Javier García según el reporte de Página Siete.

La autoridad municipal chilena, señaló que los 70 bolivianos que se dirigen hacia Pisiga, continúan su caminata “forzada”, a pesar que efectivos de Carabineros buscan impedir su tránsito en el marco de la medida de cuarentena ´por el coronavirus determinada en esa región de Chile.

El burgomaestre de Colchane, detalló según el mismo reporte que no sabe si los bolivianos en Wara y los que caminan por la carretera fueron auscultados por médicos para conocer si son sospechosos del Covid-19 y explicó que en conversación sostenida con los caminantes, ellos denunciaron que “pidieron apoyo al cónsul de Bolivia en Iquique (Jhenver Rosales), pero éste no les habría atendido y por ello emprendieron la travesía por el desierto del norte chileno”.

Son trabajadores temporales y turistas, no solo de Iquique sino de otras poblaciones incluso de Santiago, “no se habrían sentido seguros” o protegidos contra el coronavirus en Chile y por ello pretenden cruzar una cordillera en territorio chileno y luego la frontera hacia su país (Bolivia), detalló García y sugirió al Gobierno de Bolivia que “resuelva cuanto antes por la vía diplomática y con su par de Chile esta situación, ya que los 200 bolivianos, están a la intemperie, porque la travesía que realizan es ‘inhumana’, no tienen alimentos ni agua para soportar el calor del desierto y “’no es humano ver a tanta gente sufrir’”.

En Pisiga no hay centros de hospedaje abiertos ni restaurantes que ofrezcan comida, en cumplimiento del Estado de Emergencia Sanitaria, vigente hasta el 15 de abril, por la frontera solo cruzan camiones y no así buses con pasajeros y en Wara y en Colchane no hay lugar para que las 200 personas pernocten, tampoco servicios higiénicos y mucho menos alimentos para los caminantes, señaló el Alcalde de Colchane a tiempo de agregar que hasta el pasado jueves no hubo un solo día en que los bolivianos no se dirigieran a la frontera con su país, pero el viernes la situación de agravó, porque al no existir buses que los trasladen por el cierre de frontera, tomaron la decisión de caminar.

Finalmente García sostuvo que cree que su país debería declarar cuarentena nacional para inmovilizar a los extranjeros que pretenden cruzar hacia sus países, entre ellos los ciudadanos bolivianos.

Cabe recordar que en pasados días el Ministerio de Defensa  de Bolivia, informó que un grupo de 94 bolivianos cruzó la frontera por Pisiga y de ahí fueron embarcados a sus ciudades de origen: 37 personas son de Santa Cruz, 36 de Sucre, 17 de Potosí, 2 de Cochabamba y 2 de Oruro, después de cumplir con todos los protocolos de seguridad y salud establecidos por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Oruro, protocolos que deben cumplir todos los ciudadanos bolivianos que regresan al país, si excepcionalmente se abre la frontera que actualmente por disposiciones nacionales, se encuentra cerrada.