Adaptación-1000x155 (1)
Adaptación-1000x155 (1)
Bruějula Digital 1000px x 155px
Bruějula Digital 1000px x 155px
Sociedad | 19/03/2024

Comunarios y autoridades identifican las diversas causas para el aumento de la temperatura en el Chaco

Comunarios y autoridades identifican las diversas causas para el aumento de la temperatura en el Chaco

Por aquí pasaba un río en Yacuiba. Foto: ANA

Eloísa Molina

Agencia de Noticias Ambientales (ANA)

Si bien el Chaco boliviano tradicionalmente es una zona seca y con temperaturas elevadas, en los dos últimos años estas alcanzaron entre 45 y 50 grados, no habituales en este sector. Según datos climáticos y meteorológicos históricos para el municipio de Yacuiba, la temperatura más alta llegaba a 35°.

De acuerdo a un diagnóstico realizado por Ecos del Cambio Climático, en la ciudad de Yacuiba y en la localidad de Palmar Grande se identificaron las principales causas que están provocando el cambio climático en esta región.

En ese diagnóstico participaron autoridades locales como el subalcalde, el presidente y miembros de organizaciones territoriales de base (OTB), personal del centro de salud, junta escolar, productores agrícolas, ganaderos/as, mujeres y hombres de las comunidades de Palmar Grande (distrito 6 del municipio de Yacuiba, con 300 familias y aproximadamente 1.500 personas) y otros representantes regionales y municipales.

Estos actores expresaron recurrentemente que, además de las causas como la deforestación, el avance de la frontera agrícola y los incendios forestales, otros motivos para el incremento de la temperatura es la producción y uso de combustibles fósiles, la contaminación por la planta separadora de líquidos Gran Chaco, la termoeléctrica, el avance de la frontera agrícola por las comunidades menonitas y el no respeto al ciclo pastoril.

Varios comunarios de Palmar Grande y sus alrededores identificaron también como un problema mayor las licencias irregulares que otorga la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT).

Sson las propias autoridades que no respetan las normas ni las leyes y dan las licencias a cambio de coimas, las coimas son así directas entre las autoridades y las empresas, hay mucha corrupción. Sin andar tan lejos, la contaminación aquí del río Pilcomayo, en primer lugar, están las empresas y por otro lado, el hombre”, afirmó una exdirigente de Palmar Grande.

“A nosotros, para darnos una licencia por dos o tres hectáreas, nos piden un sinfín de requisitos que no podemos cumplir y al final abandonamos nuestra solicitud, pero a otros dan permisos para deforestar cientos y miles de hectáreas, es muy injusto para nosotros” sostuvo otra productora agropecuaria.

El jefe de la unidad de Riesgos y Cambio Climático del Gobierno Autónomo Municipal Yacuiba (GAMY), Víctor Zacarías Hirahola Caro, sostiene que las causas que ocasionan el cambio climático en el municipio “son diversas, entre ellas la extracción de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) son los que más contribuyen… ya que representan más del 75% de las emisiones de dióxido de carbono”.

“La tala de los bosques, a través del cambio de uso de suelo por la ampliación de la frontera agrícola en áreas de protección forestal permanente. Chaqueos, quemas e incendios forestales. Los fertilizantes y químicos que contienen nitrógeno y producen emisiones de óxido nitroso”.

Las señales del cambio climático en el país se reflejan a diario a través de las elevadas temperaturas, la falta de lluvias, las inundaciones y las sequías cada vez más prolongadas.

El año 2023, entre septiembre y noviembre, más de 200 municipios de Bolivia y 250 mil familias aproximadamente sufrieron la escasez de agua, no solamente para el consumo humano sino también para los animales, las plantas y los cultivos.

Entre junio y noviembre de 2023 se registraron voraces incendios provocados y no controlados en los departamentos de Beni, Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Pando y otros sectores del país. 

Actualmente, se experimentan sequías y altas temperaturas en ciertos sectores y simultáneamente inundaciones en departamentos como La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Santa Cruz y Pando con serias afectaciones a cultivos, infraestructura vial y caminera, incluyendo la pérdida de vidas humanas. Mientras que en algunas zonas de Santa Cruz, Tarija y Potosí se analiza el bombardeo de nubes para generar lluvias.

La vicepresidenta de la Asamblea Regional del Gran Chaco, María René Barrios Vargas, declara que “nuestra región autónoma del Gran Chaco ha sufrido una deforestación descontrolada desde hace un par de años y hace que nuestra región sea vulnerable a las altas temperaturas y sequías prolongadas que venimos sufriendo”.

“La deforestación hace que año a año, los focos de calor vayan subiendo, porque con el desmonte que se hace para la agricultura, cada vez tenemos menos (monte) y mayor concentración de los focos de calor, que cada año son impresionantes. Por primera vez, por ejemplo, Yacuiba ha sufrido una temperatura de hasta 45 grados, en Villamontes mucho más”, indica.

Agregó que el río Pilcomayo estuvo a punto de secarse, “no tenía una sola gota de agua, nuestros hermanos Weenhayek, que viven de la pesca, no han podido tener esa suerte de realizar su actividad. De forma desesperada, ellos esperan este periodo de pesca, que en 2023 no hemos tenido esa suerte, frente a un río Pilcomayo seco”.

Jahrima Tardío Moscoso, médico general del centro de salud de Palmar Grande con mucha preocupación, expresó que la deforestación ha impulsado el cambio climático y esto ocasiona que aumente el calor, pero también que haya escasez de lluvias  y agua. “Si no hay agua no hay vida ni para humanos ni animales, a ello también se debe que estén muriendo nuestros animales”.

BD/



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
bk-cuadrado
bk-cuadrado