Sociedad | 30/09/2019

Colegio Médico y Conasa se reúnen mañana para determinar si continúan con su paro de actividades

Colegio Médico y Conasa se reúnen mañana para determinar si continúan con su paro de actividades

Movilización del sector salud y médicos en La Paz (Foto La Razón)

Brújula Digital |30|09|19|

El Colegio Médico de Bolivia y la Comisión Nacional de Salud (Conasa) se reunirán, mañana martes, de emergencia en la ciudad de Santa Cruz para definir si se alarga y por cuántos días el paro que llevan adelante desde el pasado 19 de agosto, según reporte de El Deber. Según la convocatoria, la reunión será.

Los médicos iniciaron sus medidas de presión con un paro indefinido, sin embargo, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) emitió un fallo que si bien ratifico el derecho a la protesta por parte del sector de salud, prohibió la realización del paro indefinido como medida de presión.

Debido a este fallo los médicos determinaron ingresar a un paro por 20 días, el mismo que se cumple hoy, por tanto, los galenos deberán definir si esa medida de presión se amplía o no y por cuántos días. El sector de salud también decidirá si mantiene y masifica los piquetes de huelga de hambre en distintos departamentos del país.

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, señaló que su sector se mantiene firme en su posición de no seguir negociando con la ministra de Salud, Gabriela Montaño, y de exigir que se designe un nuevo interlocutor para tratar sus demandas. Agregó que en pasados días enviaron una misiva al Gobierno en la que dan a conocer la posición de los médicos, pero a la fecha no se recibió ninguna respuesta.

Larrea informó que el Consejo Nacional de Salud (Conasa), se reunirá de emergencia este martes en Santa Cruz, para evaluar la continuidad del paro, luego que el Gobierno no designó a un nuevo interlocutor válido para retomar el diálogo.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) en Tarija, Edwin Valdez, informó que el sector médico del departamento de Tarija mantiene un paro indefinido desde hace 40 días, por lo que pide al gobierno central, que atienda las demandas que tienen antes de seguir viendo el sufrimiento de la población.

Varios sectores rechazan paro médico y anuncian movilizaciones

La Confederación Médica de Bolivia (afín al partido de gobierno MAS), instancia creada de manera paralela al Colegio Médico con el aval del Gobierno, emitió un manifiesto en el que convoca a las organizaciones sociales a movilizarse contra del paro médico y en defensa del Sistema Único de Salud (SUS).

Geyson Auza, presidente de la Confederación Médica de Bolivia, señaló que esa institución rechaza el “criminal” paro médico que se cumple desde hace más de 40 días.

El galeno cuestionó que los representantes del Colegio Médico, exijan al Ministerio de Salud demandas que solo van en beneficio y en defensa de los intereses económicos de «una oligarquía» encubierta en el ente colegiado de ese sector.

Mediante un pronunciamiento público, la Asociación de Apoyo Para las Víctimas y Familiares Por la Mala Práctica Médica en los Servicios de Salud de La Paz, exigió a los órganos del Estado la sanción administrativa, civil y penal a los galenos por la realización de paros médicos.

La Asociación (con tendencia oficialista) repudió y cuestionó las declaraciones de los representantes del Colegio Médico de Bolivia y de los servidores públicos en Salud, quienes en su criterio “chantajean” al gobierno utilizando la vida de quienes no son parte del conflicto.

Tania Gutiérrez, presidenta de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Cercado, Tarija, convocó a la población este primero de octubre a una reunión popular en la sede de la Federación, para determinar medidas de movilización contra el paro indefinido que realizando los médicos a nivel departamental y nacional.

Asimismo, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, señaló que no se descarta una marcha nacional en defensa de la salud y la vida. Lamentó la intransigencia de algunos médicos que no permiten que el Seguro Universal de Salud avance