Reportajes | 08/10/2019

Un canadiense y dos suizos son Nobel de Física 2019 por sus estudios sobre los exoplanetas y la evolución del universo

Un canadiense y dos suizos son Nobel de Física 2019 por sus estudios sobre los exoplanetas y la evolución del universo

James Peebles y los suizos Michel Mayor y Didier Queloz

Agencias|08|10|19|

El canadiense James Peebles y los suizos Michel Mayor y Didier Queloz fueron galardonados el martes con el premio Nobel de Física 2019 por la Real Academia de las Ciencias de Suecia.

De acuerdo a la Academia, los aportes de los tres trabajos nos ha ayudado al "entendimiento de la evolución del universo y la posición de la Tierra en el cosmos". Los tres académicos se han destacado por el descubrimiento de los exoplanetas y la evolución del universo como lo conocemos.

El premio es 910.00 dólares, además de una medalla y un diploma. El monto "es mitad para James Peebles por descubrimientos teóricos en cosmología física y mitad, de manera conjunta, para Michel Mayor y Didier Queloz por el descubrimiento de un exoplaneta alrededor de una estrella del tipo solar", anunció Göran Hansson, secretario general de la Academia Real de Ciencias de Suecia.

James Peebles, quien es profesor en la Universidad de Princenton, fue galardonado por sus "descubrimientos teóricos sobre la cosmología del Universo". Mientras que Mayor y Queloz, fueron premiados por el "descubrimiento de un exoplaneta que orbita alrededor de una estrella similar al Sol".

En un comunicado publicado por la universidad de Ginebra poco después del anuncio, Michel Mayor y Didier Queloz recordaron su "excitación" cuando descubrieron en 1995 el primer planeta fuera de nuestro sistema solar.

"Este descubrimiento es el más emocionante de toda nuestra carrera, y que sea recompensado con un Premio Nobel, es simplemente extraordinario", dijeron.

Peebles se interesó por el cosmos, con miles de millones de galaxias y grupos de galaxias. Su marco teórico, desarrollado durante dos décadas, se sumerge en la génesis del universo, desde el Big Bang hasta nuestros días.

Mayor y Queloz exploraron nuestra galaxia, la Vía Láctea, en busca de mundos desconocidos. En 1995, descubrieron por primera vez un planeta fuera de nuestro sistema solar, un exoplaneta, orbitando alrededor de una estrella solar, 51 Pegasi b.

"Es un reconocimiento fantástico del trabajo realizado por Michel Mayor y Didier Queloz", elogió el rector de la universidad de Ginebra, donde ambos científicos trabajaban en el momento de su descubrimiento.

"Da testimonio de la calidad de su proceso científico, de su rigor, pero también de una creatividad y de una capacidad de pensar y de buscar fuera de los caminos marcados, que es la fuente de los descubrimientos más grandes", dijo Yves Flückiger en un comunicado.

"Es una noticia formidable también para nuestra universidad, para Ginebra y para toda Suiza, que ve la calidad de su investigación recompensada al más alto nivel", añadió.

Mayor se encuentra actualmente en España y Queloz en Reino Unido. Los investigadores recibirán su premio de manos del rey de Suecia en una fastuosa ceremonia en Estocolmo el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel, inventor de la dinamita y creador de los premios.

El Nobel de Física premió el año pasado a un trío de investigadores cuyos estudios sobre los láseres produjeron instrumentos de alta precisión utilizados en la industria y la medicina.

Exploradores de lo infinitamente pequeño y de los confines celestes, el estadounidense Arthur Ashkin, decano de los galardonados con el Nobel a los 96 años, el francés Gérard Mourou y la canadiense Donna Strickland han desarrollado haces capaces de captar células, reparar un ojo o, en última instancia, desintegrar desechos espaciales.

Después de Marie Curie (1903) y la alemana-estadounidense Maria Goeppert-Mayer (1963), Donna Strickland fue la tercera mujer que recibió el premio de física desde 1901.

El lunes, el Nobel de Medicina confirmó el abrumador dominio estadounidense en el palmarés de las disciplinas científicas al premiar a William Kaelin y Gregg Semenza, así como al británico Peter Ratcliffe, autores de descubrimientos sobre la adaptación de las células a la falta de oxígeno, que abren perspectivas prometedoras en el tratamiento del cáncer y la anemia.

El miércoles seguirán el premio de Química, y el jueves el de Literatura, que debe ver consagrados a dos ganadores, uno para 2018 y otro para 2019, después de que la Academia Sueca pospusiese la adjudicación el año pasado por un escándalo de agresión sexual.

El premio de Economía, en memoria de Alfred Nobel, creado en 1968 por el Banco de Suecia con motivo de su tricentenario, cerrará la temporada de premios concedidos por instituciones suecas.

Finalmente, en Oslo, el viernes 11 de octubre, el Comité Nobel de Noruega otorgará el prestigioso premio de la Paz.