Reportajes | 24/03/2020

No circulan ejemplares impresos, los diarios fortalecen sus portales digitales

No circulan ejemplares impresos, los diarios fortalecen sus portales digitales

Maite Lemus

Brújula Digital |24|3|20|

Ante la cuarentena decretada por el gobierno con motivo de evitar la propagación del coronavirus COVID-19 en Bolivia, distintos periódicos dejaron de producir su edición impresa e informan solamente a través de sus plataformas digitales. La situación genera desafíos económicos muy grandes en esos medios, que han reducido enormemente sus ingresos publicitarios, pero también les ofrece oportunidades.

Brújula Digital conversó con representantes de los tres principales medios impresos del país, Página Siete, de La Paz, Los Tiempos, de Cochabamba, y El Deber, de Santa Cruz, quienes aseguraron que la calidad de sus ediciones no decaerá, pero que no se producirán por un tiempo las versiones impresas.

En cierto modo, la crisis sanitaria producida por la expansión del coronavirus está acelerando un proceso que los diarios de todo el mundo están viviendo: su transición del papel hacia el mundo digital. Varios diarios alrededor del mundo han abandonado las ediciones de papel en los últimos años, debido a la crisis del modelo de negocios que enfrenta este sector de la economía, y se han concentrado en trabajar sólo en la web.

En el país, casi todos los diarios, excepto los de las ciudades pequeñas, en las que la distribución de los ejemplares es más fácil, han suspendido temporalmente sus versiones impresas.

Página Siete: sólo los domingos

Juan Carlos Veliz, jefe de la sección digital de Página Siete, contó que ante las medidas determinadas por el gobierno, la última edición impresa que circuló fue el pasado domingo 22 de marzo.

Expresó que debido a la obvia dificultad de movilización de los lectores y de los canillitas (vendedores de periódicos), era inviable seguir editando la versión impresa de Página Siete. En ese sentido dijo que, mientras dure la cuarentena, solamente se distribuirán las ediciones dominicales.

“El domingo ofreceremos materiales especiales, notas de análisis, notas de balance, actualización de la información de coyuntura, temas que están elaborando en la semana. El contenido va a ser más ‘frío’ (atemporal) y con mensajes para ayudar a la gente a cuidar su salud”.

Veliz dijo a Brújula Digital que el periódico ha reforzado su equipo digital en tres turnos (mañana, tarde y noche), apostado por el material multimedia (producción de videos e infografías) y reforzado el trabajo en redes sociales.

“La cuarentena se volvió una oportunidad para poder hacer esa convergencia, así son las crisis, las que nos llevan a tomar decisiones de este tipo y hacer innovaciones”, contó.

Al no poder distribuir sus ejemplares, los diarios no reciben ingresos por la venta de éstos y la distribución de publicidad. Los avisos en las ediciones digitales solamente implican entre 10% y 15% de los ingresos totales, dijeron administradores de esos medios.

Pese a que las ediciones digitales de los diarios tienen muchas más visitas que los ejemplares que venden, los anunciantes no han podido todavía cambiar su preferencia por el papel. Entre los portales de Los Tiempos, Página Siete y El Deber tienen unos cinco millones de lectores mensuales, mucho más que la circulación de papel.

Los Tiempos, buscando la calidad

La directora del periódico Los Tiempos, Luz Marina Canelas, dijo que una reunión a nivel institucional decidió suspender la circulación impresa, entre otras razones por cuidar la seguridad del personal de la empresa.

De la misma manera que Página Siete, Los Tiempos hará ediciones especiales los domingos, mientras dure la cuarentena.

“El domingo que viene es crucial, lo que estamos haciendo es una edición especial que aparte del contenido usual tendrá material muy compacto y valioso en cuanto a todo lo que ha sido el proceso de contagios de coronavirus en Bolivia y en el mundo”, informó.

La directora agregó que su periódico “está incursionando en ver mejoras en redes sociales y la web informativa, que es la primera del país y esta semana estamos informando a través de nuestras plataformas con una información de calidad, aparte de todo lo que es la coyuntura, que se alimenta minuto a minuto”.

Canelas considera que debido a las medidas que se está acatando, Los Tiempos está fortaleciendo sus plataformas digitales.

El Deber, ratifica una web sólida

Pablo Ortiz, periodista del área política del diario El Deber, contó a Brújula Digital que para prevenir y cuidar la salud de todos los trabajadores y de la gente encargada de repartir el periódico, tampoco tendrá versión impresa.

El periodista aseguró que El Deber desde hace años ha apuntalado su edición digital. “Siempre hemos tratado de tener la mejor edición digital del país, tenemos una serie de ‘streaming’ (transmisión) diaria, que se emite en redes sociales y en nuestro portal”.

Según su criterio, El Deber tiene el equipo más grande del país dedicado a la web.

“El trabajo web es un trabajo diario para nosotros que se hace ya hace bastantes años y con mucha mayor intensidad desde la crisis social y política que vivió el país a fines del año pasado”, sentenció.

Ortiz dijo que ahora la única diferencia es que están volcados exclusivamente a trabajar solo vía digital, por lo que “en este momento tiene que pasar por la web todo el trabajo, sobre todo la orientación a la población y mostrar todo lo que está pasando mientras la gente se queda en sus casas”.

Redacciones vacías

Los diarios principales del país viven, con esta situación, algo inédito: redacciones vacías. Por lo general, un medio de comunicación trabaja todos los días del año, por lo que es muy raro ver los escritorios vacíos en los periódicos.

Es el caso de Página Siete: “Todo el personal está trabajando desde sus casas, se hace la cobertura esencial, por ejemplo, conferencias de prensa muy importantes. Los reporteros, en esos casos, asumen las medidas de protección como uso de barbijos, distancia social, entre otros”.

También se está haciendo la cobertura por zonas, es decir, el periodista envía reportes desde su barrio.

En El Deber, Ortiz, dijo que desde hace un par de semanas todo el personal utiliza alcohol en gel y que desde este martes ya no están yendo a trabajar al periódico, salvo un grupo mínimo indispensable.

También se suspendieron las entrevistas en el estudio de la radio que tiene ese medio, ahora se realizan sólo por teléfono.

Canelas, por su parte, contó que tuvo una entrevista con delegados de la OMS sobre los cuidados que deben tener sus periodistas para no contraer coronavirus. Añadió que está considerando mandar a fabricar trajes de seguridad como los que usan los médicos. “Esperemos no tener que usarlo y que cada vez la cobertura sea a distancia, aunque siempre hay que corroborar en terreno lo que está pasando”, comentó.

Los periodistas de este medio sólo van en la mañana al periódico y en la tarde mandan su trabajo desde sus casas, dijo Canelas. Agregó que, para mayor seguridad, ordenó al personal utilizar barbijos y guantes cuando realicen una cobertura.