BRUJULA DIGITAL 728x90 est
Política | 11/04/2021

Publicaciones contra periodistas fueron acciones coordinadas

Publicaciones contra periodistas fueron acciones coordinadas

Brújula Digital |11|04|21| / Tomada de El Potosí

La publicación de una red paraestatal de televisión, con vínculos públicos con el MAS, en contra de un grupo de periodistas fue replicada al día siguiente por tres de los medios estatales y, de inmediato, por cientos de cuentas falsas en las redes sociales. Así, de manera coordinada, surgió una campaña de difusión que, sin embargo, carecía de elementos periodísticos.

Esa es la conclusión de una entrevista que El Potosí le hizo a la periodista Nancy Vacaflor, que fue la única respecto a la cual se publicó como prueba un contrato por producto para la Unidad de Productos Especiales (UPRE) que; sin embargo, no viola ninguna norma, así que no es ilegal. El reporte fue emitido primero por la red ATB por una persona que se identifica como Rolando Montecinos pero, a la luz de un análisis técnico, no puede considerarse producto periodístico por tres elementos fundamentales: no tiene fuente, no tiene contraparte y mezcla el género opinativo con el informativo.

La contraparte es la versión de la o las personas a las que se atribuye acciones u omisiones que vulneran la ley. La norma periodística dice que, cuando una publicación acusa directamente a una o más personas, hay que pedirles a todas su versión. Si no se les ubica, se debe dejar constancia de que se les buscó repetidamente y solo así se puede publicar sin contraparte. En la nota de Montecinos, se acusa a Vacaflor, y hasta se muestra el contrato con la UPRE. Sin embargo, la afectada dice que nunca le buscaron ni le enviaron mensajes a través de sus redes, que eran públicamente conocidas, incluso por los periodistas de ATB.

La red ATB aparece ahora a nombre de Jimmy Iturri, un periodista con vínculos públicos con el MAS, tanto que, cuando renunció Evo Morales, él también se fue a la Argentina y solía visitar al expresidente. En un informe que la Agencia de Noticias Fides (ANF) publicó el 8 de mayo de 2020, ATB fue el segundo medio de comunicación boliviano más beneficiado con contratos del gobierno de Morales en el periodo 2017-2019, porque el monto total suma 107 millones de Bolivianos. En primer lugar está Bolivia TV, con 111,2 millones de Bolivianos.

Bolivia TV es la red estatal de televisión, heredera de lo que fue Televisión Boliviana, y no ha sabido mantener la conducta periodística que suelen tener los medios estatales de otros países como, por ejemplo, la Radio Televisión Española. Bolivia TV es reproductora del discurso del esquema gobernante. Eso hizo con las dictaduras militares y con los gobiernos denominados “neoliberales”. Fue masista en tiempos de Morales, “añista” en el gobierno de Jeanine Añez y ahora, bajo la administración de Luis Arce, ha vuelto a ser masista.

Vacaflor dijo que Bolivia TV, además de los también gubernamentales Agencia Bolivia de Información (ABI) y el periódico Bolivia replicaron la nota de ATB al día siguiente.

Pero la difusión no quedó ahí porque, ese mismo día, cientos de cuentas en redes sociales, especialmente Facebook, compartieron las publicaciones, intentando que se conviertan en virales. Al ver de quiénes venía la información, la gente no les dio credibilidad.

Nancy Vacaflor trabajó en ANF pero ya no estaba en ese medio cuando se suscribió el contrato con la UPRE. Así se demuestra que no fue un contrato “vinculado” y le libra de acusaciones de infracción deontológica.

“Ha sido un ataque feroz”, dijo la periodista que se tomó el trabajo de rastrear las cuentas que compartían las publicaciones y así descubrió que tenían contenido politizado, de notorio apoyo al MAS, y con repetidos ataques a lo que se considera contrario a ese partido, lo que incluye a los periodistas. Un detalle interesante es que las cuentas se ponen en actividad en horario de oficina pero, después, se silencian. Es más… incluso acataron el feriado de Semana Santa. Eso hace suponer que pueda tratarse de gente a sueldo.        

Una cuenta de YouTube con el nombre “Bolivia Noticias Anonymous”, con más de 79.000 suscriptores, se caracteriza por subir videos laudatorios para el MAS y feroces contra sus supuestos adversarios. Utiliza adjetivos permanentemente y en su lenguaje aparece con frecuencia el denominativo “pititas” para referirse a los opositores. En esta cuenta, la renuncia de Evo Morales fue golpe de Estado, así que llama “golpistas” a sus propiciadores y utiliza palabras como “jodido” o “imperialistas”. Técnicamente, los adjetivos son anti-periodísticos y están limitados al género opinativo, siempre y cuando estén respaldados.

En su columna “Tinku verbal”, otro de los periodistas afectados, el potosino Andrés Gómez, que es Catedrático de periodismo y Derecho, disecciona el reporte de Montecinos y demuestra, técnicamente, que es un ejemplo de lo que no es periodismo. “¿Quiénes son los periodistas de ese selecto grupo? Montecinos no sabe, no responde. ¿Dónde están los contratos? No sabe, no responde. ¿Cuáles son esos artículos publicados? No sabe, no responde. El periodista de ATB cree que un Rolando Montecinos es lo mismo que muchos vladimiros montecinos”, publicó.





Arte Expresis BD