Política | 21/11/2020

Ministro de Justicia pide revisar la acusación en contra del exguerrillero de las FARC Facundo Molares

Ministro de Justicia pide revisar la acusación en contra del exguerrillero de las FARC Facundo Molares

Ministro Iván Lima. Foto: ABI

El ministro de Justicia, Iván Lima, anunció este sábado que pedirá la revisión de la acusación en contra del argentino Facundo Molares Schoenfel, exguerrillero de las FARC implicado por la Justicia en el caso de la muerte de dos personas en Montero, en 2019, por considerar que sufrió tratos crueles y degradantes durante los conflictos políticos y sociales en la gestión de gobierno de Jeanine Añez.

Según una nota de prensa de la cartera de Justicia, Lima enfatizó en que no se referirá a casos concretos en respeto a la independencia de la justicia, pero señaló que hace mención al caso concreto de Molares por las evidencias de vulneración a los derechos humanos y ante la preocupación de parte del Gobierno argentino representada por su canciller Felipe Solá. 

“He leído la acusación de la Fiscalía de 43 páginas y le pido al Fiscal General que revise la acusación, no encuentro ni un solo elemento o prueba para acusar penalmente a este ciudadano”, declaró Lima.

Reportes de prensa indicaron que las FARC, partido político en que se transformó la guerrilla luego de la firma del acuerdo de paz con el Gobierno colombiano, en noviembre de 2016, confirmó desde Bogotá que el argentino es un disidente del proceso de paz y que desconocía su paradero desde que entregó su arma.

A fines de septiembre la Cancillería de Argentina pidió al juzgado que lleva el caso del argentino Molares, implicado en el caso abierto por la muerte de dos personas en Montero el 31 de octubre de 2019, considerar la cesación de su detención preventiva por su delicado estado de salud y por no existir pruebas contundentes en su contra. 

El 11 de noviembre de 2019, el argentino fue detenido por la Policía, tras la muerte de Marcelo Terrazas y Mario Salvatierra, en Montero, a causa de impacto de proyectiles de armas de fuego. Dos semanas después, Molares se negó a declarar y guardó silencio en el interrogatorio del Ministerio Público. El argentino estaba internado en un centro médico cruceño.

“Ninguna persona en Bolivia puede recibir ningún trato cruel, inhumano o degradante, la situación en la que estaba él, de retardación de justicia, de que nadie le diga por qué se lo está acusando”, sostuvo Lima. “Es un trabajo del Fiscal General, lo respeto, pero le pido revise esa acusación, esa acusación no representa ninguna prueba ni elemento, en mi criterio como abogado”, acotó. 

Lima, al referirse a la situación de  Molares, sostuvo que éste “tiene un fallo renal, tiene Covid-19 lamentablemente, y no teníamos ninguna condición en la Cárcel de Chonchocoro para atenderlo, se lo ha llevado al hospital, se lo ha enmanillado —como muchos bolivianos han sufrido— a la camilla, a la cama donde estaba, eso se entiende en derecho humanitario como un trato inhumano, degradante; entiendo que ya el Ministro de Gobierno ha tomado las medidas y se está dando un trato humano, un trato digno a esta persona en el hospital donde está en este momento”.

BD/JJC