Política | 02/12/2019

Exministra López huyó a Argentina y hay 22 personas acusadas de corrupción por caso Neurona Consulting

Exministra López huyó a Argentina y hay 22 personas acusadas de corrupción por caso Neurona Consulting

La exministra Gisela López. Foto: ABI

Brújula Digital|02|12|19|

La exministra de Comunicación Gisela López, del MAS, huyó a la Argentina en noviembre. Es una de las principales acusadas en un sonado caso de corrupción junto a otras 22 personas en el caso Neurona Consulting. El Gobierno instruyó investigar a los responsables identificados y exigió a Migración controlar las salidas. Del total de los acusados, 14 son funcionarios públicos.

“Esta es la primera denuncia que ha presentado la Contraloría, todas estas personas que han sido denunciadas, ya están registradas y se ha pedido los informes migratorios y se ha pedido informes a la UIF, para que no salgan del país y puedan responder por este caso”, informó el lunes la ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga.

El caso Neurona Consulting generó al menos una pérdida al Estado de 13 millones de bolivianos.Durante la gestión de López, la empresa mexicana Neurona se adjudicó consultorías para la elaboración de estrategias comunicacionales referidas a la demanda marítima boliviana, la producción de material audiovisual y artes gráficas, trabajos que eran responsabilidad de esa repartición estatal y que por ello no era necesario contratar esos servicios.

Lizárraga denunció que la exministra López huyó del país, vía Yacuiba, hacia Argentina el 22 de noviembre, 12 días después de la renuncia de Evo Morales por fraude electoral, y anunció una querella penal en su contra por el caso Neurona.

“La exministra masista ha huido, pero vamos a activar todos los mecanismos de la justicia para que ella y sus cómplices en algún momento respondan por la corrupción y los delitos anexos que se cometieron”, dijo la titular de Comunicación y anunció que solicitará a Interpol activar la alerta roja para que se dé con su paradero y se pueda tramitar su retorno al país, para que rinda cuentas ante la justicia.

Lizárraga recordó que la empresa mexicana Neurona Consulting se presentó en Bolivia como una compañía cercana al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que le envió un avión militar a Morales para recogerlo de Chimoré el martes 12 de noviembre. "¿Esa millonaria corrupción tendrá algo que ver en las ventajas y tratos que recibe hoy Evo Morales en México?", cuestionó.

En abril de este año, el exministro de Comunicación, Manuel Canelas, remitió a la Contraloría General los ocho contratos suscritos por López con Neurona por 12,4 millones de bolivianos, sin embargo, la investigación no avanzó.