Política | 13/02/2020

Evo Morales demanda a la comunidad internacional apoyo para que se acepte “su gran acuerdo por la paz”

Evo Morales demanda a la comunidad internacional apoyo para que se acepte “su gran acuerdo por la paz”

Presidente de las seis federaciones de cocaleros del Trópico de Cochabamba (Foto Internet)

Brújula Digital|13|02|20|

Para “garantizar unas elecciones libres y justas”, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien  actualmente se encuentra en Cuba y que reside en calidad de refugiado en Argentina, mediante su cuenta de Twitter, apeló a la comunidad internacional para que actual gobierno presidido por Jeanine Añez, así como las organizaciones políticas, acepten su “Gran acuerdo por la paz”, propuesta que planteó el pasado 6 de febrero en su calidad de presidente del Movimiento al Socialismo (MAS).  

“Apelo a la comunidad internacional para que siga apoyando la iniciativa de un gran acuerdo por la paz en Bolivia y participe, desde ahora, como observadora del proceso electoral. ¡No abandone al pueblo boliviano!”, señaló Morales a través de sus redes sociales, además mediante un video, el exmandatario aseguró que “su propuesta recibió apoyo de dirigentes sociales y líderes democráticos dentro y fuera del país”.

Evo Morales salió de Bolivia el 12 de noviembre de 2019, tras renunciar a la primera magistratura del país, luego de conocerse el informe de la auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) a los comicios realizados el 20 de octubre de 2019, trabajado que determinó la existencia de “irregularidades dolosas” en favor del Movimiento al Socialismo (MAS) en ese proceso electoral.

La auditoría a las elecciones fue solicitada a la OEA por el entonces gobierno presidido por el MAS, ante las movilizaciones ciudadanas que cuestionaban el resultado de las elecciones que otorgaron el triunfo a Evo Morales y el Movimiento al Socialismo, además de denuncias de “fraude electoral” y una creciente convulsión social.

Morales quien inicialmente se asiló en  México y posteriormente se acogió al refugio en Argentina (tras una breve estadía en Cuba) en su calidad de presidente del MAS planteó a inicios de febrero lo que denominó un “Gran acuerdo por la paz”, que contempló 10 puntos: 1) Erradicar el discurso de odio de las calles, redes y medios de comunicación y erradicar el racismo y toda forma de discriminación; 2) Desarticular los grupos de choque, paramilitares y otros que atenten contra la vida, integridad física y libertad de las personas; 3) Erradicar las noticias falsas, mentiras y guerra sucia en toda la campaña electoral; 4) Garantizar que todos los partidos políticos puedan hacer libremente la campaña a lo largo y ancho del territorio nacional, 5) Garantizar que las casas de campaña sean respetadas.

En su propuesta Morales incluyó otros puntos como: 6) Garantizar que la campaña se caracterice por el debate de ideas y contraposición de programas de Gobierno para que el pueblo elija a quien considere mejores; 7) Garantizar que se respete la Whipala, la pollera y la corbata; 8) Garantizar que la Policía y las Fuerzas Armadas cumplan estrictamente con su rol institucional; 9) Que se preserve el voto de todos los bolivianos, que ningún grupo atente contra instalaciones de los Tribunales Electorales y 10) Garantizar la efectiva participación de la comunidad internacional para que sean testigos y garantes de todas las etapas del proceso electoral.

Finalmente en su mensaje Morales afirma, “sin embargo, el Gobierno de facto y los partidos de la derecha aún se resisten a una concertación nacional por elecciones libres y justas”.

Repercusiones en Bolivia

El planteamiento de Morales fue calificado por políticos de oposición al MAS, “como un nuevo intento del exmandatario de mantener vigencia política en nuestro país, además de alentar a sus bases a desacreditar los futuros comicios del 3 de mayo”.

Representantes de partidos políticos que participarán en los próximos comicios, recordaron que el “discurso de odio y racismo fue impulsado por el propio Evo Morales, quien instruyó el bloqueo de ingreso de alimentos a las ciudades, lamentó no haber conformado milicias armadas entre la población civil para la defensa de su gobierno”, entre algunas contradicciones con su actual posición.

Finalmente señalaron que Evo Morales con su posición “busca distraer la atención de la población respecto a los cuestionamientos a su candidatura como senador por Cochabamba,  los cuestionamientos al ‘fraude electoral’ que lo benefició y las denuncias de corrupción en su gobierno”.