Política | 14/02/2020

Cancillería señala que el gobierno de Evo Morales admitió que parte del Silala es de curso internacional

Cancillería señala que el gobierno de Evo Morales admitió que parte del Silala es de curso internacional

Las aguas del Silala en Quetena, Potosí.

Brújula Digital|14|02|20|

El Gobierno de Bolivia comunicó el jueves que el gobierno de Evo Morales admitió ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que “las aguas del Silala fluyen de manera natural hacia Chile y constituyen un curso de agua internacional”, en la contramemoria que presentó ante el órgano judicial de las Naciones Unidas.

“Este litigio ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se inició durante el gobierno de Evo Morales y en sus actuados procesales (contramemoria) se admitió que una parte de las aguas del Silala fluye de manera natural hacia Chile y constituyen un curso de agua internacional”, señala el comunicado que emitió el Ministerio de Relaciones Exteriores. 

La Cancillería aseguró que el gobierno de Jeanine Añez asumió “la defensa de los intereses de Bolivia en la controversia sobre el Silala”  y que se continuará con la contrademanda  que se interpuso en contra de Chile “respecto a la soberanía que ejerce sobre los canales y sobre el agua que fluye por los canales artificiales”. “Cualquier entrega de este flujo a Chile estaría sujeto a un acuerdo entre partes que implicaría una compensación”, agrega el comunicado.

Responsabilizan a Evo de la derrota

El abogado internacionalista Fernando Salazar Paredes respaldó de manera anticipada la denuncia de la Cancillería contra el gobierno de Evo Morales, en un artículo de opinión publicado el lunes (9) en Página Siete. “En agosto 2018, Evo Morales sorprende con una declaración que avala la posición chilena, sosteniendo que ‘la contramemoria boliviana… confirma que el caudal considerable de las aguas de los manantiales del Silala fluyen artificialmente hacia territorio chileno por las obras de canalización realizadas en el siglo pasado’. Haciendo abstracción de los flujos naturales, superficiales y subterráneos que son de mayor caudal, añade que se pide a la CIJ ‘que juzgue y declare que Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial de las aguas del Silala, que ha sido diseñado, mejorado y producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo artificial”.

El jurista también recuerda que entonces (2018) “Chile, ni corto ni perezoso, expresa su satisfacción señalando que ‘es muy interesante que autoridades bolivianas hacen distinción entre lo que sería el flujo natural del Silala y el flujo superficial, porque ello implica un reconocimiento que nos tiene bastante contentos de que, por lo menos, hay un flujo natural que lo hace un curso de agua internacional y sobre el cual los dos Estados tendrían derecho”.

En mayo de 2019, continúa Salazar, “Evo Morales anticipa la derrota en La Haya explicando: ‘Chile nos demandó sobre el tema del Silala, hay la defensa;  más bien yo quisiera que empiece el diálogo entre Chile y Bolivia, tantos temas tenemos que debatir. Pero algo quiero que sepan: más agua entra de las cordilleras de Chile a Bolivia que más agua se va de Bolivia hacia Chile.  Si es así la situación geográfica, mejor es negociar, dialogar. Si digo esto ya ustedes pueden entender sobre el resultado que puede tener La Haya”.

Salazar indica que el “actual gobierno tiene la obligación no sólo de informar sobre los pormenores de este nuevo fiasco, sino de señalar responsabilidades. Que no vaya a ser como la demanda sobre la salida al mar que, después de la derrota se quedó como si no hubiese pasado nada y los responsables –los mismos del Silala– siguen deambulando calles y plazas, y hasta se atreven a decir que fue un triunfo… ¡qué impostores!”

Longaric se reúne con abogados

La Cancillería informó el jueves que la ministra de Relaciones Exteriores Karen Longaric se reunió con los abogados internacionales de Bolivia, para abordar la demanda del Silala, planteada por Chile en 2016. En esa reunión también participó el Agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Jaime Aparicio, y personal de la Cancillería.

"La canciller Karen Longaric (...) se reunió con los abogados internacionales de Bolivia para recibir y analizar información sobre la demanda de Chile respecto a la Disputa sobre el estatus y uso de las aguas del Silala", señala un comunicado de la Cancillería.

El caso se inició con la demanda de Chile contra Bolivia por el uso de las aguas del Silala bajo el argumento de que es un río de curso internacional, ante lo que el país respondió que se trata de un recurso hídrico que nace en manantiales ubicados en territorio boliviano cuyo curso fue desviado artificialmente hacia suelo chileno.

Longaric se encuentra en los Países Bajos, donde el miércoles, visitó la CIJ y se reunió con el secretario de esa institución de justicia, la más importante de la humanidad, Philippe Gautier, a quien transmitió el saludo de la presidenta Jeanine Áñez.