Política | 17/10/2020

Argentina se queja de maltrato a diputado, Barral recuerda que ese país impidió ingreso de legisladores bolivianos

Argentina se queja de maltrato a diputado, Barral recuerda que ese país impidió ingreso de legisladores bolivianos

El presidente argentino Alberto Fernández. Foto BAE

Brújula Digital |17|10|20|

El presidente argentino Alberto Fernández denunció este sábado que una delegación de su país fue "maltratada" a su llegada a La Paz, la noche del viernes, pero el diputado boliviano Amilcar Barral le recordó que su gobierno impidió el ingreso de legisladores bolivianos que pretendían denunciar a Evo Morales por presunto estupro.

“Legisladores argentinos fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo. Es directa responsabilidad del gobierno de facto de Jeanine Añez preservar la integridad de la delegación argentina”, publicó Fernández en su cuenta de Twitter.

La polémica surgió la noche del viernes, cuando el diputado argentino Federico Fagioli fue retenido en el aeropuerto de El Alto, cuando pretendía ingresar a Bolivia en su calidad de invitado por la senadora Eva Copa (MAS). Finalmente ingresó a territorio boliviano tras un pedido de delegados del TSE y de la OEA.

La bancada del Frente de Todos, que apoya al gobierno de Alberto Fernández, denunció que Fagioli fue detenido y aseveró que la delegación tramitó  oportunamente su certificado como parte de la delegación de veedores del proceso electoral.

La diputada argentina Paula Penacca publicó en su cuenta de Twitter el acta de prohibición de ingreso de Migración, en el cual se señala que Fagioli estaba siendo impedido de entrar a Bolivia por el numeral 6 del artículo 26 de la Ley de Migración. Dicha norma señala que se puede impedir ingreso al país a personas “cuando hubiesen sido condenados por delitos de Lesa Humanidad, Trata y Tráfico de Personas, Tráfico de Armas, Lavado de Dinero, Tráfico de Sustancias Controladas, Genocidio, Crímenes de Guerra, Terrorismo”.

El diputado argentino Leonardo Grosso difundió videos de los forcejos que sucedieron en afueras del aeropuerto con policías. Denunció que Fagioli fue detenido y que un diplomático de su país fue supuestamente golpeado. Luego ingresó a territorio nacional.

El TSE pidió este viernes diferenciar a los observadores de misiones internacionales de los invitados por la presidencia del Senado que acompañarán al MAS durante la jornada de votación del domingo 18 de octubre.

“Hay que distinguir entre observadores electorales e invitados, cuya presencia es legítima, las organizaciones políticas tienen derecho a ser acompañadas, pero es importante que se diferencien ambas categorías”, sostuvo el presidente del TSE, Salvador Romero.

Argentina impidió a diputados

El diputado Almicar Barral, mediante un video, expresó su extrañeza con la posición del presidente argentino pues el pasado lunes una comisión de diputados bolivianos fue bajada de un avión y la línea área amenazada después de que Migración de Argentina advirtió que no se permitiría el ingreso de los parlamentarios nacionales.

Explicó que la comisión boliviana pretendía reunirse con sus pares de oposición en Argentina para presentar las denuncias de estupro contra Morales, pero eso fue impedido. “Lamentablemente migraciones argentinas, me imagino por órdenes de alguien, amenazó a la línea aérea que nos llevaba a Buenos Aires que si los diputados bolivianos entramos a su territorio, primero, no los iban a dejar entrar, no nos iban a dejar pasar al aeropuerto de Ezeiza y, segundo, de que la empresa aérea iba a recibir una sanción por el Gobierno argentino”, recordó, según reporte de Erbol.

Barral observó que para los argentinos haya “puertas abiertas” en Bolivia, pero “no pasa nada” cuando autoridades bolivianas quieren ir a Argentina a denunciar a una persona protegida precisamente por el gobierno de Alberto Fernández desde diciembre de 2019.

Reprochó la actitud de la senadora Eva Copa, que siendo presidente del Senado debería velar por la seguridad de sus diputados, pero en lugar de eso invita a veedores argentinos a los cuales acusó de preparar convulsiones.

Barral dijo que los bolivianos no tienen que bajar la cabeza y que insistirá en llegar a Argentina para presentar las denuncias contra Morales. También recordó que la comisión boliviana que pretendía ir a Argentina tenía todo en orden, incluyendo exámenes de PCR, y pidió que se exija esas mismas pruebas a los extranjeros que pretenden observar las elecciones.

BD/RED