Política | 17/02/2020

Ante resultados de intención de voto de Ciesmori, senadora masista sostiene que “no hubo fraude electoral” pero no consideró de informe de la OEA

Ante resultados de intención de voto de Ciesmori, senadora masista sostiene que “no hubo fraude electoral” pero no consideró de informe de la OEA

Senadora del MAS, Adriana Salvatierra (Foto Los Tiempos)

Brújula Digital|17|02|20|

Los resultados de la encuesta de intención de voto realizada por la empresa Ciesmori y que fueron presentados la noche de ayer domingo por varios medios de comunicación, sirvió como argumento para que la senadora del Movimiento al Socialismo y ex presidente dela Cámara Alta Adriana Salvatierra señala que la cifras muestran que en los comicios generales del  20 de octubre de 2019 no hubo fraude electoral.

La parlamentaria masista, en ningún momento consideró o se refirió al informe de la auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) que señala y detalla la existencia de “irregularidades  dolosas” en dichos comicios, en favor del Movimiento al Socialismo y Evo Morales.

“En este momento, viendo esta encuesta, no puede creerse el tema de fraude, porque actualmente la encuesta le da a Comunidad Ciudadana 17 puntos y tienen nueve puntos menos que la primera encuesta de Ciesmori presentada el 22 de julio (2019). Además, ¿por qué se desbarata el argumento de fraude?, en esa encuesta del 22 de julio, el MAS tenía 37%, hoy tiene 32%, tenemos cuatro puntos de diferencia”, detalló Salvatierra según reporte de Página Siete.

El criterio fue expresado por la parlamentaria masista en un panel de análisis de los resultados de intención de voto realizado en la Red Uno de televisión, cita en la que Salvatierra afirmó, en alusión directa al asesor de campaña de Comunidad Ciudadana y Carlos Mesa, que también participaba en el programa, “esto demuestra el esquema de fraude, que fue un relato de ustedes, construyeron, se lo creyeron y encima vienen a hacerse los sorprendidos en torno a un resultado electoral que es el mismo de julio de 2019”.

Informe de auditoría de la OEA

La Organización de Estados Americanos dio a conocer su informe final sobre los comicios, cuarenta y cinco días después (5 de diciembre de 2019) de realizadas las elecciones generales en Bolivia, documento en el que concluyó que hubo "operaciones dolosas" en las elecciones del pasado 20 de octubre que “alteraron "la voluntad expresada en las urnas".

"Las manipulaciones e irregularidades señaladas no permiten tener certeza sobre el margen de victoria del candidato (Evo) Morales sobre el candidato (Carlos) Mesa", apuntó el informe final de la OEA sobre la auditoría de los comicios y señaló entre las "acciones deliberadas que buscaron manipular el resultado de la elección a, la "paralización intencional y arbitraria, sin fundamentos técnicos, del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP)", conocido como conteo rápido.

"Todos los análisis del equipo técnico permiten determinar que la paralización del sistema TREP no fue un accidente ni una decisión basada en fundamentos técnicos. Fue simplemente una decisión arbitraria, cuyo propósito incluyó la manipulación de la infraestructura informática", subrayo la OEA además de indicar que cuando el sistema reanudó su funcionamiento, "al día siguiente, apareció en escena un servidor oculto, no declarado y no controlado ni por la empresa auditora ni por el personal técnico del órgano electoral".

El informe detalla que se detectó "una manipulación dolosa de los comicios en dos planos": a nivel de las actas, a partir de su alteración y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas, y de los resultados, a raíz del redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y determinó "”la parcialidad de la autoridad electoral", y concluyó que "el margen de victoria en primera vuelta es mínimo si se lo compara con el volumen de las manipulaciones y alteraciones detectadas", en el trabajo de auditoría.

.