10/02/2020
Articulista Invitado

Quiero ser seducida

Titi Llobet
Titi Llobet

Ahora más que nunca, quiero ser seducida. Necesito encontrar la persona que me ofrezca futuro, que me genere expectativas, que me haga promesas con fundamento, que no juegue conmigo.

Después de una relación tóxica de 14 años, en la que si bien tuve alimentación y plata, nunca pude decidir nada y pasaron ante mis ojos miles de injusticias y traiciones. Y pensé siempre, y con resignación, que eso no terminaría nunca.

Ahora todo eso es parte de un pasado que no se va del todo. Pululan tanto amigos como sombras de esa etapa que solo quieren hacer daño por no aceptar su debacle. Pero creo que es el momento de pensar en el mañana, no será fácil, hay que reinventarse.

Fue muy linda esa etapa de euforia en la que, por 21 días, con mucho esfuerzo, nos sentimos liberados. Vivimos con la adrenalina del miedo y la felicidad a flor de piel. Creímos por instantes que se avecinaba una relación perfecta, de pasión. Todo era amor, armonía, felicidad. Pero sabemos que eso siempre dura poco, de repente tuvimos que bajar a la realidad y la reacción fue absolutamente bipolar.

Quiero pasar esta fase de descontrol emocional donde la forma de llegar a la meta no está clara. Quiero que se acaben esos ataques histéricos en los que solo se piensa en argumentos más parecidos al chisme que al aporte. Que si uno dijo que había dicho, que no había dicho, que uno miente más que el otro, que quién cambio de opinión más veces, que si unos por jóvenes y otros por viejos, que si hombres que si mujeres, que si de oriente, que si de occidente. En fin, que si todos son igual de ladrones, corruptos, mentirosos. Lo que además de no ser necesariamente cierto, son opiniones que no hacen bien a nadie, solo genera un ambiente viciado del que estoy harta. Lo más importante es que nos olvidamos de que no podemos caer de nuevo en esa relación tóxica, seguimos viviendo en la misma casa y eso no puede ser, hay que ponerle orden.

Ahora que ya sabemos quiénes son los posibles pretendientes, quiero seriedad, generación de expectativas (programas de gobierno) quiero decidir libremente, no que me indiquen las encuestas con quién quiero pasar los próximos años.

En estos momentos apelo a la cordura colectiva, a dejar los tópicos y sobre todo a la inteligencia y habilidad para crear genuinas ilusiones, ya que necesitamos recuperar la fe, cosa que ya se nos había olvidado.

No quiero que me manden flores, no quiero que ésta se convierta en una batalla de descalificaciones, varios pretendientes se quedaran en el camino, quiero que los que quedan me hagan propuestas consistentes y creíbles, quiero encontrar una o uno que realmente me enamore.

Sedúzcanme por favor.