06/11/2020
Articulista Invitado

¿Logrará América Latina crecer para superar la pobreza en 2030?

Danilo Díazgranados
Danilo Díazgranados

Parecerá un objetivo difícil, más no imposible de cumplir. Para superar la pobreza en el año 2030, América Latina en su conjunto deberá tener un ritmo de crecimiento estimado de 4% anual. La cifra está contenida en el más reciente papel de trabajo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

El objetivo solo será posible “si se supera la restricción externa al crecimiento mediante una competitividad auténtica basada en el desarrollo de capacidades humanas y tecnológicas”, según lo expresado por la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, quien agregó que para cumplir con este objetivo debe realizarse una redistribución del PIB de hasta aproximadamente 3%.

De acuerdo con el documento, para lograr ese objetivo es necesario actuar de inmediato, pero con la vista puesta en el largo plazo. Se recomienda la adopción de políticas de mediano y largo plazo en áreas de medular importancia como fiscalización y financiación, desarrollo industrial, regímenes de bienestar y protección social, integración regional y renovación del multilateralismo. No olvidan aspectos clave como el tema ambiental.

La propuesta también contempla la reactivación en siete sectores, los cuales son considerados de vital interés y que pueden ser fundamentales para apalancar el desarrollo, en virtud de su rol estratégico. Una nueva matriz energética, electromovilidad urbana, resolución digital, industria manufacturera de la salud, bioeconomía, economía circular y turismo sostenible.

Como se observará, estas son áreas totalmente novedosas para la mayoría de los países de la región, ante lo cual supone un reto incursionar en el desarrollo de los “motores” antes descritos.

Asimismo, existe un aspecto fundamental que se hace imprescindible solventar a la brevedad, si se desean alcanzar los objetivos propuestos. Es el que se refiere a las grandes desigualdades sociales presentes en un gran número de los países latinoamericanos.

De allí que se hayan hecho llamados la atención sobre algunos ejes trasversales necesarios para la transformación y recuperación de la zona, como la transición ecológica, el fortalecimiento de la cohesión social y de la agenda de género, así como garantizar la igualdad de oportunidades.

Para cumplir entonces con el reto de la Cepal, se hace imprescindible efectuar una serie de reformas que se inician en el área económica para impactar positivamente el aspecto social. Solo así será posible conducir a la región hacia estadios mayores de crecimiento y superación de la pobreza. Queda una década por delante para que América Latina haga posible este objetivo ¿Lo logrará?

Danilo Díazgranados es especialista en temas económicos, financieros y de emprendimiento.