PNG Arte brujula digital - SudA
PNG Arte brujula digital - SudA
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
30 Años BancoSol -  (1000x115)px
10/04/2022
Articulista Invitado

Carta abierta al hermano David Choquehuanca

Hernán Cabrera
Hernán Cabrera

La palabra hermano no es por demagogia, ni para la foto, lo hago con respeto y lo digo con el sentimiento profundo hacia su alta investidura política.

¡Qué hermoso discurso escuchamos el 8 de noviembre de 2020, cuando fue posesionado como Vicepresidente de Bolivia!. A muchos nos encendió la chispa de la esperanza en este país diverso en todos los campos. Aplaudí, comenté, escribí y me alegré de sus lindos mensajes simbólicos, cargados de fe, paz, respeto, tolerancia y comunión entre todos y todas los bolivianos. Pensando que se venía una gestión escuchando, dialogando a todos los sectores, y respetando la diversidad étnica, social, cultural y el pluralismo político.

Para recordar algunas de sus frases, esperando que no las haya olvidado:  “Donde los bolivianos nos miramos todos iguales y sabemos que unidos valemos más, estamos en tiempos de volver a ser Jiwasa, no soy yo, somos nosotros.

El nuevo tiempo significa escuchar el mensaje de nuestros pueblos que viene del fondo de sus corazones, significa sanar heridas, mirarnos con respeto, recuperar la patria, soñar juntos, construir hermandad, armonía, integración, esperanza para garantizar la paz y la felicidad de las nuevas generaciones”.

Hermoso, poético, de alto vuelo, además la figura del Cóndor que para volar bien debe tener sus dos alas en buen estado: el ala izquierda y derecha.

Debo comentarle mi decepción,  mi enojo y mi grito porque lo desviaron del camino que usted marcó ese día histórico de su posesión, porque sus últimos discursos han estado cargado de odio racial, violencia política, resentimiento y soberbios niveles de superioridad étnica.

No es necesario recordarle los descaros, agravios y entuertos que arengó, los cuales tienen el propósito de despertar los demonios del racismo y de la discriminación, ambas taras vienen siendo usadas por el poder en la victimización y en mantener en alerta a una parte de los bolivianos, haciéndoles creer que tienen un enemigo al frente de ello, al que hay que enfrentarlo y mejor sería de aplastarlo y aniquilarlo.

Bolivia es nuestro país, es mi país, en el que dejaremos nuestros huesos y cenizas, mientras nos llegue la hora final, que a todos nos tiene que llegar. Nadie es eterno para siempre, ni tampoco el poder dura toda una eternidad. Este hermoso país cobija y luchan por indígenas, no indígenas, guaraníes, aimaras, quechuas, sirionos, guarayos, chiquitanos, profesionales, clase media, karay, mujeres, feos, bonitos, gordos, flacas, yescas, ricos, etc.

Usted es Vicepresidente del Estado Plurinacional, al que todos venimos aportando en su construcción y consolidación.

Mas que dolor, causa vergüenza y burla sus tremendas palabras en contra los profesionales de este país, miles de ellos, entre los cuales están mis hermanos,  mis hijos, mi esposa y yo mismo, estudiamos con compromiso y sin pedirle un peso a nadie, mis padres en sus yesqueras nos apoyaron y también con nuestros esfuerzos logramos alcanzar una digna profesión.

Así que se equivoca totalmente estimado señor Vicepresidente, al calificar a los profesionales como ladrones. Totalmente equivocado y provocador su afrenta política.

Lo mínimo que debería hacer estimado David es pedir disculpas de cara al país, es de valiente y de honestidad asumir el error. Con seguridad muchos profesionales de su entorno, que no son indígenas, conozco varios de ellos, se han sentido golpeados en su dignidad. Están molestos, pero nunca lo dirán en público.

Me despido con un fuerte abrazo y recordándole de esta su frase: “…donde nuestra lucha no solo era por nosotros, sino también por ellos y no en contra de ellos”.

Me considero un “nosotros” y juntos podemos caminar.

Hernán Cabrera, licenciado en Filosofía y periodista 



GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
Cuadrado EPPlus 300x300
Cuadrado EPPlus 300x300