Economía | 26/09/2019

Propuesta de la ASP-B de incremento de 10% en las tarifas en el Puerto de Arica, rechazada en una primera reacción de la Empresa Portuaria Arica (EPA)

Propuesta de la ASP-B de incremento de 10% en las tarifas en el Puerto de Arica, rechazada en una primera reacción de la Empresa Portuaria Arica (EPA)

David Sánchez, director ejecutivo de la ASP-B (Foto ASP-B)

Brújula Digital|26|09|19|

La propuesta de incremento de 10 por ciento en los importes para las operaciones de la carga boliviana en el Puerto de Arica, planteada por la Administración de Servicios Portuarios – Bolivia, fue rechazada en una primera reacción de la Empresa Portuaria Arica (EPA), según reportes de medios de comunicación bolivianos y del vecino país.

La posición de rechazo de la empresa privada chilena a la propuesta, fue difundida mediante su unidad de comunicación; EPA en cambio, ratificó la oferta de descuento de 38% (retroactiva al 5 de agosto) en las nuevas tarifas que se aplican a la carga boliviana desde el pasado mes y señaló su disposición a un nuevo encuentro con la ASP-B en Arica, para la suscripción de un acuerdo que permita agilizar el despacho de la carga y no se perjudique al comercio exterior del país, reporta La Razón.

Se debe señalar que la EPA demanda además de la suscripción de un nuevo acuerdo con la ASP-B, el “pago de deudas pendientes”. Ayer miércoles, el Directorio de la ASP-B autorizó que se haga llegar  la propuesta de incremento de 10% a EPA con el objetivo de lograr un acuerdo que permita liberar la carga boliviana que actualmente se encuentra retenida en Arica, como efecto del conflicto tarifario entre  la entidad nacional y el concesionario de la Terminal Puerto Arica (TPA), la empresa privada EPA, informó David  Sánchez, director ejecutivo de la entidad nacional.

Explicó que la propuesta planteada responde a un análisis financiero y de los acuerdos establecidos anteriormente, análisis que permitió establecer que el “supuesto descuento del 38 por ciento a la carga boliviana, en realidad esconde un incremento de 102 por ciento a la mercadería nacional, porcentaje que pondría en  riesgo al comercio exterior boliviano”.

 La propuesta  de la ASP-B, señaló David Sánchez conlleva un “esfuerzo financiero” significativo para el comercio externo de nuestro país, además de considerar que 85 por ciento de la carga que moviliza el puerto de Arica proviene del comercio exterior de Bolivia.

Añadió que la resolución del problema tarifario es competencia de los dos países y no con intermediarios (en alusión a EPA), en el marco de cumplimiento del Tratado de Paz  entre ambos países.  Agregó que si se acepta el descuento de 38%  se afectaría a la economía nacional y el trabajo del transporte boliviano, a tiempo de señalar que si se logra una solución al problema actual, su persona, miembros del directorio de la entidad y funcionarios de la Cancillería de Bolivia se trasladarían a Arica para suscribir un acuerdo.

Transporte internacional

En La Paz y Cochabamba afiliados a organización de transporte internacional de carga, se movilizaron en cercanías a las oficinas de la ASP-B en ambas ciudades, para demandar la solución del conflicto por las tarifas en el Puerto de Arica, donde según señalaron se encuentran más de mil camiones varados.

Las movilizaciones, de acuerdo al informe brindado por dirigentes de la Asociación de Transporte Internacional (Asociatrin) y la Cámara Boliviana del Transporte (CBT), además de ser masificadas, se ampliarán a otras ciudades del país.