5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
5_Brújula_Digital_1000x115px_avanzamujer ok
Economía | 31/07/2023

OPINIÓN| El país pierde dinero con la planta de urea, es mejor exportar gas

OPINIÓN| El país pierde dinero con la planta de urea, es mejor exportar gas

Brújula Digital |31|07|23|

Marco Zapata Cusicanqui

Con un título similar, hace aproximadamente 11 años, publiqué en Página Siete un artículo que ponía en duda el proceso de industrialización del gas natural (GN) que en ese entonces parecía inagotable, las exitosas fórmulas de venta de gas a Brasil y Argentina daban a pensar que no era necesario industrializarlo y ganar más que - simplemente- exportarlo. Vale la pena aclarar que el costo de oportunidad de industrializar el gas natural es exportarlo como materia prima solamente. En ese entonces se iniciaba la construcción de la planta de amoniaco y urea en el Chapare.

La recomendación del artículo comentado era que, dado el costo de oportunidad que daba la exportación del gas natural, no se estaba haciendo un adecuado estudio económico y que una planta de amoniaco y urea de las enormes características que se indicaban en Chapare no se justificaba y para evitar otro “elefante blanco” era suficiente construir una enfocada en el mercado boliviano. El mes pasado el presidente de YPFB admitió la paralización de es planta por 45 días y que se utilizará el gas ahorrado para exportarlo a la Argentina dado que los precios de la urea estaban muy bajos. La medida que desde mi punto de vista es la más sensata y dada la infraestructura y tecnología con la que contamos, maximiza el uso de recursos para el Estado boliviano.

Analicemos los números que están en juego y porque considero que lo mejor fue paralizar la planta más allá de posibles problemas técnicos. Actualmente, por ser invierno, Argentina paga un extra con el cual se llega a 16 dólares por millón de BTU (Unidad Térmica Británica por sus siglas en inglés). La cantidad de gas natural que la planta de urea requiere para producir es de 0,7 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) pues está produciendo al 50% de su capacidad total para obtener aproximadamente 900 toneladas de urea. 

Ello generó 17,7  millones de dólares al exportar ese gas a Argentina.De no haberlo hecho, y si la planta se hubiera mantenida abierta, se hubieran exportado 12,2 millones de dólares en urea. A esta diferencia que ya es de 5,5 millones de dólares, hay que agregar que el dinero generado de la exportación es casi neto de ingresos, mientras que el producido por la planta de urea tiene aproximadamente 100 dólares de gastos fijos por tonelada (valor estimado). Por eso, entre lo exportado como gas natural sin ningún valor agregado y los costos que conlleva producir urea, se obtiene una diferencia neta, a favor del país, de 8,1 millones de dólares por los 45 días de paralización de la planta de urea.

El valor exportado de gas natural representa el costo de oportunidad (o el costo variable) de la urea, que es de 16 dólares por MMBTU, al costo variable hay que incorporar costos fijos de 100 dólares por tonelada, con los cual el costo de producir las 900 toneladas diarias de urea es de 482,7 millones, este valor entre la producción diaria resulta en un costo de equilibrio de 536 por tonelada, muy lejos de los 300 dólares de la cotización actual. Lo adecuado para decidir producir urea, considerando el costo de oportunidad del gas natural es que el precio al menos llegue a los 536 dólares por tonelada. Con ese precio, el país es indiferente en exportar urea o exportar el GN como materia prima.

Si bien esta enorme diferencia para los ingresos del país se da sólo en esta temporada invernal, ¿qué ocurrió el resto de los pasados meses desde que la planta de urea funciona y exportamos urea a los mercados del mundo? Las estadísticas de comercio exterior del INE proporcionan información del valor de exportación y peso, entre ambos indicadores se obtiene el precio unitario de la urea y del gas exportados.

Desde febrero de 2018, cuando empiezan las exportaciones de urea, se inician las pérdidas por usar gas en producir urea y están continúan por 29 meses y sólo se revierten en octubre 2021 y mejoran aún más desde que empezó la guerra entre Rusia y Ucrania, pues el precio de la urea se incrementó de manera significativa. No obstante, desde enero pasado la cotización vuelve a bajar y nuevamente se pierde dinero produciendo y exportando urea. 

La serie total de pérdidas y ganancias en la exportación de urea, respecto a sólo exportar el gas natural que se usa como principal insumo de producción, muestra que de los 47 meses que existen registros de exportación, sólo en 13 de ellos se superó el costo de exportación del gas natural, los otros 34 meses los costos de producir urea, considerando el costo de oportunidad del gas, fueron mayores a su precio de venta. 

El saldo del ejercicio muestra que en todo el periodo de exportaciones de urea se perdieron 42,18 millones de dólares respecto a sólo haberlo vendido como gas natural. Si bien la cantidad perdida puede parecer ‘justificable’ por el hecho de darle valor agregado al gas y producir urea para Bolivia, no debe olvidarse que la planta le costó al país más de mil millones de dólares entre su construcción y sus múltiples fallos y arreglos. Sin la planta y sólo exportando gas, nos habríamos ahorrado como 1.042 millones de dólares, que muy bien nos caerían para estabilizar nuestra balanza de pagos o para invertir en verdaderos negocios para el país.

BD/RED



FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1
FIE-BANNER--BRUJULA-DIGITAL-1000X155-PX_1


GIF 2 vision-sostenible-gif-ok
GIF 2 vision-sostenible-gif-ok

Deportes

bk-cuadrado
bk-cuadrado