Economía | 05/02/2020

MOPSV asegura que busca acuerdos con autoridades de Perú sobre multas a transporte pesado

MOPSV asegura que busca acuerdos con autoridades de Perú sobre multas a transporte pesado

Imagen de referencia, paso internacional de Desaguadero (Foto El Comercio)

Brújula Digital|05|02|20|

Ante el bloqueo iniciado ayer martes por el transporte pesado internacional  boliviano en el puesto fronterizo hacia Perú en el Desaguadero, como protesta ante el cobro de multas por la inspección técnica a semirremolques bolivianos, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias, solicitó a ese sector que levanten su medida de presión, ya que se busca negociar con las autoridades del vecino país.

Arias explicó que en las últimas horas se firmó un acuerdo de responsabilidad compartida con el transporte pesado, y se estableció que habría un período de espera hasta el próximo miércoles para solucionar el conflicto sobre las multas aplicadas por Perú a los semirremolques bolivianos, por lo que no corresponde que continúe el bloqueo en Desaguadero.

"Si a pesar del acuerdo se está bloqueando, me parece que es una falta de caballerosidad y una falta de cumplimiento a la voluntad que ponemos, pero respeto y llamamos a la reflexión", afirmó la autoridad.

A través de la Cancillería de nuestro país, se logró una comunicación con el homólogo peruano, para buscar una solución a las demandas del transporte internacional boliviano, afirmó el Ministro y añadió que “no es fácil negociar una solución con sus pares de Perú, porque es un país independiente” sostuvo el Ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.

Aseguró que “se realizan las gestiones para abrir una mesa de negociación orientada a dejar sin efecto las multas contra los transportistas bolivianos” y reiteró su pedido para que el transporte pesado internacional boliviano levante su medida de presión y el bloqueo de la ruta hacia el vecino país.

De acuerdo a dirigentes del sector de transporte internacional boliviano, la medida de presión fue adoptada  como protesta ante el cobro de multas por la inspección técnica a los semirremolques bolivianos, sanciones que perjudican la economía de ese sector, además de perjudicar el normal tránsito de carga hacia puertos del vecino país.