Economía | 07/11/2019

Ministro Luis Arce Catacora acepta renuncia de Viceministro del Tesoro y Crédito Público

Ministro Luis Arce Catacora acepta renuncia de Viceministro del Tesoro  y Crédito Público

Sergio Cusicanqui, ex viceministro del Tesoro y Crédito Público (Foto EL DEBER)

Brújula Digital|07|11|19|

La sorpresiva renuncia del viceministro del Tesoro  y Crédito Público, Sergio Cusicanqui, dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas Pública, fue confirmada por esa cartera de Estado a través de un comunicado público que atribuye la decisión a “razones personales”, según reporte de medios de comunicación.

El comunicado detalla que “Cusicanqui presentó su renuncia el 31 de octubre”  e  indica que  “la dimisión fue aceptada “, agrega que “en tanto duren las vacaciones de la exautoridad que por ley le corresponden, se designó a un viceministro interino”, sin identificar la identidad del funcionario nominado”.

Sergio Cusicanqui ejerció  como Viceministro del Tesoro  y Crédito Público  en julio de 2015,  periodo en el que fue “calificado” como hombre de confianza de los ministros Luis Arce Catadora y  Mario Guillén.

El viceministerio del Tesoro y Crédito Público, de acuerdo a la normativa vigente tiene entre otros como objetivos generales,  “coadyuvar con la gestión de la política fiscal que permita el financiamiento del desarrollo nacional, mediante el diseño, implantación y administración de planes y estrategias de endeudamiento público (interno y externo) a nivel.

Entre sus atribuciones, establecer, programar y evaluar los desembolsos del Tesoro General de la Nación según el Presupuesto General del Estado y de acuerdo con la disponibilidad de recursos, además de centralizar la información de planillas de haberes, rentas y pensiones de las servidoras y servidores públicos.

En el marco de estas atribuciones, medios de comunicación nacionales vincularon  la renuncia de Cusicanqui, al pago (no presupuestado) de 3.000 bolivianos a cada efectivo de la Policía, beneficio que fue calificado como “estipendio”, por el Comandante General de la Policía Boliviana, Yuri Calderón,  o como “un bono  de lealtad”  por políticos de oposición.