Economía | 13/02/2020

ENDE denuncia daño económico por compra de software ruso para rastrear redes sociales con “fines políticos”

ENDE denuncia daño económico por compra de software ruso para rastrear redes sociales con “fines políticos”

Ejecutivos de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) (Foto ENDE)

Brújula Digital|13|02|20|

El gerente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Gustavo Koch, denunció un daño económico de más de Bs 5.9 millones al Estado, debido a que su filial ENDE Tecnologías, realizó la compra “sobredimensionada” en precio de 80 licencias de software, destinados a "contrarrestar ataques cibernéticos en redes sociales”.

Gustavo Koch indicó que el monto económico incluye las transferencias bancarias, cinco viajes a Rusia y viáticos de los funcionarios.

Las investigaciones están en curso para esclarecer la compra y uso del software, el gerente de ENDE indicó que se le daba un "uso malintencionado" al programa adquirido en la gestión del Movimiento Al Socialismo (MAS).

"Este software tiene capacidades de inteligencia artificial, búsqueda de textos y palabras puntuales y mecanismos de procesamiento específicos para Bolivia en cuanto a redes sociales y medios masivos digitales de comunicación social, usado para análisis, intromisión y reacción en redes sociales", indicó Koch.

El gerente de ENDE explicó que de las 80 licencias, sólo una fue utilizada por ENDE, mientras que las 79 restantes fueron utilizadas con otros fines, como frenar ataques cibernéticos en redes sociales, y otras funciones ajenas a la empresa estatal.

Por su parte, el director de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic), Carlos Olivera, escribió en su cuenta de Twitter que “se colabora con diversas instituciones con el fin de encontrar irregularidades en temas digitales durante el gobierno del MAS. "En el caso de ENDE Tecnologías, encontramos un software ruso para rastrear redes sociales con fines políticos", afirmó Olivera.

Este software de origen ruso, adquirido en junio de 2019 y con licencia de un año, se denominaba “servicio informático de monitoreo del ciberespacio” y el acceso era través de una página web en Rusia.