Economía | 26/09/2019

Bolivia suscribe contrato con estado brasileño de Mato Grosso para proveer gas natural hasta diciembre de 2020

Bolivia suscribe contrato con estado brasileño de Mato Grosso para proveer gas natural hasta diciembre de 2020

Acto de firma de contrato para exportación de gas a Mato Grosso (Foto ABI)

Brújula Digital |2609|19|

En un acto que se realizó en la ciudad de Santa Cruz, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) suscribió un contrato de comercialización de gas natural con la empresa MTGas de Brasil, para proveer un millón de metros cúbicos al día (MMmcd) al Estado de Mato Grosso entre octubre de 2019 y diciembre de 2020. El acto contó con la presencia del presidente Evo Morales y el gobernador de Mato Grosso, Mauro Mendes, además de otras autoridades nacionales.

El contrato establece que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), proveerá un millón de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas al estado brasileño por un periodo de 15 meses. Para el cumplimento de ese contrato, el energético será transportado por el Gasoducto Gas Oriente Boliviano (GOB), que parte de Río Grande hasta llegar a San Matías, en el lado boliviano, para luego cruzar la frontera rumbo a Mato Grosso y el costo del transporte será asumido por el comprador, según reporte de La Razón.

La privada MTGas de Brasil es proveedora del energético a los Estados de la región oeste de Brasil que limitan con Bolivia.

El presidente Evo Morales señaló que la integración con los Estados vecinos de Brasil, no sólo es comercial, sino también de integración física a través de carreteras, vías ferroviarias y pluviales, que permiten establecer vínculos a largo plazo. 

El gobernador de Mato Grosso, Mauro Mendes, destacó que este acuerdo suscrito entre YPFB y MTGas, es sólo un paso de un intercambio comercial que se espera profundizar en los próximos meses.

Mato Grosso, que limita con Bolivia, es el tercer Estado más extenso del Brasil, cuenta con una población de 3,3 millones de habitantes y basa su economía en la industria extractiva (madera, goma), en la agricultura (caña de azúcar, soja, arroz, maíz), en la ganadería, en la minería (piedra caliza y oro); y en la industria metalúrgica y alimenticia.

De acuerdo a analistas, el volumen de gas comprometido con la firma de este contrato compensa en mínima parte la disminución de las cantidades de gas que se exportaban a Brasil antes que ese país determinara disminuir el volumen de sus compras de gas boliviano.