Economía | 11/02/2020

120 toneladas de mercurio son consumidas por año por empresas mineras auríferas que operan en Bolivia

120 toneladas de mercurio son consumidas por año por empresas mineras auríferas que operan en Bolivia

Explotación ilegal a gran escala por cooperativas afiliadas a Fedecomin Foto cooperativa Ullukaya Condoriri

Brújula Digital|11|02|20|

120 toneladas de mercurio por año, utilizan las empresas mineras dedicadas a las actividades auríferas, lo que significa un fuerte impacto permanente para el medio ambiente y la salud de las personas inmersas en esta actividad y deben constituir una alerta para nuestro país. 

La posición según reporte de Agencia de Noticias Fides (ANF), fue expresada por experto en minería, Héctor Córdoba, quien detalló “es indudable que todas las operaciones mineras provocan un impacto ambiental irrecuperable, pero en nuestro país, las que más daño causan son las operaciones auríferas que recuperan el oro con mercurio”.

Córdova detalló que estadísticas, tanto del Ministerio de Medio Ambiente como del Observatorio Internacional del Mercurio, muestran que el consumo de ese elemento químico en nuestro país está por encima de 120 toneladas por año, dato que ubica al país entre los más contaminadores con este elemento, dado que el mercurio entra al biocircuito a través del agua de los ríos y de los peces que lo consumen involuntariamente”.

El experto en su análisis señaló que la minería aurífera se expandió en los últimos años en áreas de La Paz y Beni a orillas de los ríos. Muchos de los hoy mineros migran de una fracasada y devaluada actividad agrícola que no les permite generar los suficientes ingresos y la diferencia de ingresos entre mineros y campesinos es tan grande, que estos (campesinos  dedicados a la minería del oro), quieren organizarse en cooperativas para explotar yacimientos por su cuenta.

Según Córdova, en cada comunidad donde aparece la actividad minera se registra un cambio de cultura, de objetivos y de ambiciones que hacen desaparecer, en muchos casos, la esencia colectiva de la comunidad; “la minería también provoca un impacto social considerable. En muchas ocasiones, las minas absorben mano de obra local, trastocando el equilibrio habitual de ingresos y egresos; de ahí que, algunas personas, decidan trabajar temporalmente en sus terrenos y otro tiempo en las minas (los agromineros)”.

De acuerdo a explicaciones técnicas, el mercurio se utiliza para separar y extraer el oro de las piedras en las que se incrusta; Se adhiere al oro y forma una amalgama que facilita esta separación. Según datos, a nivel mundial se establece que el 15% del oro se extrae de forma artesanal, en pequeñas minas en las que en la mayoría de ellas usa el elemento de mercurio.

De acuerdo a las mismas explicaciones, los mineros que lo usan se arriesgan a envenenarse, envenenar a sus hijos y contaminar el suelo y los ríos y el Bolivia los riesgos  aumentan si se considera que el país carece de mecanismos adecuados para el control del uso arbitrario  de mercurio, ya que solo alrededor de 250 cooperativas mineras auríferas cuentan con licencia ambiental, de las más de 1.800 que operan en todo el país, es decir que un 85% no cuenta con este documento fundamental para sus operaciones.