Sociedad | 19/08/2019

Un mes antes de los incendios forestales, Evo autorizó quemas y desmontes

Un mes antes de los incendios forestales, Evo autorizó quemas y desmontes

Evo Morales da una conferencia de prensa en Santa Cruz. Foto: ABI

Brújula Digital |19|8|19|

Un mes antes de que se produjeran los masivos incendios en la Chiquitanía, el presidente Evo Morales promulgó el decreto supremo 3973, que autorizó, en los departamentos de Santa Cruz y Beni, el desmonte y quema de bosques para habilitar las tierras en actividades agropecuarias.

Dicho decreto, del 9 de julio pasado, modificó el artículo 5 del DS 26075 de 2001 y autorizó, en los departamentos de Santa Cruz y Beni, “el desmonte para actividades agropecuarias en tierras privadas y comunitarias, que se enmarque en el manejo integral y sustentable de bosques y tierra”, recordó este lunes ANF. También permitió "las quemas controladas" de bosques.

Los incendios forestales arrasaron, desde el 1 de agosto pasado, casi medio millón de hectáreas de bosques y pastizales en la Chiquitanía. La ABT advirtió que 12 comunidades se encuentran en peligro. 

Desde enero de este año, han sido quemadas más de 900.000 hectáreas de bosques en Beni y Santa Cruz.

Dicho decreto justifica que, ante el crecimiento poblacional, el incremento de la demanda interna y externa de alimentos obliga a habilitar más tierras para la agricultura y ganadería, agregó ANF.

La ausencia de lluvias ha agravado la situación y lamentablemente no se prevé que haya precipitaciones en los próximos 10 días, dijeron las autoridades. El fuego se propagó debido a que los campesinos realizan chaqueos para habilitar sus tierras para la agricultura. La sequedad y los vientos provocan que esas quemas salgan de control.

El presidente Evo Morales, durante una conferencia de prensa realizada en Santa Cruz, dijo que es importante controlar el chaqueo, pero defendió a las “pequeñas familias” que realizan esta práctica.

“¿De qué van a vivir?, es para maíz, media hectárea, es la situación del pequeño productor, una hectárea de arroz para la sobrevivencia”, cuestionó.