Sociedad | 11/07/2019

Médicos piden renuncia de Montaño y declaran duelo de 7 días en vísperas de un paro nacional

Médicos piden renuncia de Montaño y declaran duelo de 7 días en vísperas de un paro nacional

El gastroenterólogo Gustavo Vidales.

Brújula Digital|11|07|19|

Los médicos del país exigieron el jueves la renuncia de la ministra de Salud, Gabriela Montaño, por presunta “incapacidad” en la resolución de problemas en el sector, declararon siete días de duelo nacional, por la muerte del gastroenterólogo Gustavo Vidales, afectado por el Arenavirus, y ratificaron que el paro previsto para el viernes será total en demanda de atención del Gobierno.

“Continuamos de forma precaria en salud, si (las autoridades) no tienen esa capacidad (de gestión), den un paso al costado que le van a hacer un gran favor a la población, y que venga a ocupar ese cargo una persona que realmente tenga competencia, tenga capacidad, y que no tenga una visión política partidaria”, sostuvo el representante de los médicos de Santa Cruz, Henry Montero, según reporte de ANF.

El representante también informó que sus colegas repudian y observan la capacidad profesional de las autoridades del Ministerio de Salud, que “no han demostrado absolutamente nada en lo que es la salud”. Lamentó que a pesar de los avances tecnológicos y de bioseguridad, los hospitales en el país continúen en condiciones precarias. En ese sentido, el representante confirmó el paro de 24 horas de los médicos para el viernes.

“Primero, exigimos seguridad en nuestras fuentes laborales; no las tenemos, estamos expuestos, ya ha fallecido un profesional trabajando, cumpliendo su juramento hipocrático”, apuntó. En segundo lugar, los médicos exigen que se cumpla su demanda de 11 puntos, que “solo pide que se respeten las leyes”.

“No puede ser que sigamos exigiendo, sigamos tomando medidas para que se respete la Ley 3131, los procesos de institucionalización, los ocho mil ítems, dónde están los más de 50 hospitales que iban a construir, van cuatro meses y continúa siendo un fantasma el Sistema Único de Salud”, manifestó.

Declaran duelo de siete días

El Colegio Médico de Bolivia declaró duelo nacional por la muerte de la médico interna Ximena Cuéllar y del gastroenterólogo Gustavo Videla, ambos afectados por el Arenavirus. El viernes se cumplirá un paro nacional movilizado de 24 horas en el sector salud.

La entidad colegiada exige al Ministerio de Salud mejores condiciones para el ejercicio de la profesión, además de la abrogación de la Ley 1189 de Prioridad Nacional de Desarrollo y Crecimiento de la Caja Nacional de Salud.

En Cochabamba, el magisterio urbano anunció que respaldará a los médicos que el viernes paralizarán sus actividades y se movilizarán en las calles en protesta y para pedir la anulación de la Ley 1189 porque con esa norma el Gobierno pretende disponer de los recursos de los afiliados a la CNS para la campaña electoral de octubre, según reporte de red Erbol.

Entre las peticiones y reclamos que se hace el Colegio Médico al Ministerio de Salud, figuran la destitución de Juan Carlos Meneses, actual Gerente General de la Caja Nacional de Salud. También se exige a las autoridades de salud la dotación de insumos y equipamiento necesario de acuerdo a normas de bioseguridad en todos los establecimientos de salud del Sistema Nacional.

Montaño paro nacional

La ministra Montaño consideró el miércoles que sería "humanamente inaceptable" justificar una protesta utilizando la muerte de un galeno, en referencia al paro anunciado por el Colegio Médico para el viernes y el reciente deceso del gastroenterólogo Gustavo Vidales tras contraer el Arenavirus.

"Sería humanamente inaceptable utilizar un momento tan sensible y duro como éste para la familia, para todos los colegas médicos, intentando con cierto discurso generar miedo en los trabajadores de salud y justificar acciones de protestas", dijo.

También consideró "inhumana" la posición de los médicos al asumir esa postura, ya que una cosa son sus demandas y otra lo sucedido con el médico Vidales. "No puedo aceptar que se utilice la muerte de un colega médico para justificar otro tipo de situaciones que no tiene nada que ver con el manejo institucional, epidemiológico y clínico de estos casos", aseguró.