Sociedad | 05/06/2019

Entidades de periodistas defienden a Humberto Vacaflor, éste dice que no tiene miedo a un proceso

Entidades de periodistas defienden a Humberto Vacaflor, éste dice que no tiene miedo a un proceso

Humberto Vacaflor (centro), al ser informado oficialmente de que había reibido el premio Libertad, de la ANP.

Brújula Digital |5|6|19|

Dos entidades de periodismo emitieron éste miércoles un comunicado en el que defienden al periodista Huberto Vacaflor, respecto a quien la diputada del MAS Susana Rivero dijo que le seguiría un proceso.

“La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB) y la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) rechazan el anuncio de la diputada masista Susana Rivero de iniciar un proceso contra el periodista Humberto Vacaflor Ganam, por la publicación de una columna en la cual la legisladora es aludida por su presunta participación en un negocio soyero y aceitero”, afirma el comunicado.

El texto agrega que los “dos gremios de periodistas de más larga vida institucional en el país hacen notar que no admiten que se amenace a Vacaflor ni a otros periodistas con fines intimidatorios y de amedrentamiento y sin que se considere la vigencia de las leyes y de las normas de autorregulación que rigen la labor periodística”.

Las dos entidades aseguras que llama la atención que Rivero, quien trabajó como fotógrafa para periódicos de circulación nacional, ignore que la Ley de Imprenta, que está protegida por la Constitución Política del Estado, expresa en su artículo 28 que aquellos funcionarios públicos que se consideren atacados por la prensa en su calidad de tales deben presentar su queja ante un Jurado de Imprenta y no ante la justicia ordinaria.

Vacaflor publicó el lunes una columna en el diario El Deber sobre la crisis que enfrentan los productores soyeros y en un parágrafo alude a la diputada Rivero, pero citando a la periodista Amalia Pando, que realizó contra la legisladora una denuncia previa.

El párrafo que ocasionó el problema dice: “La periodista Amalia Pando ha denunciado que la diputada Susana Rivero, del partido de gobierno, hizo muy buenos negocios en esta situación, porque compró una de las más importantes aceiteras del país, Gravetal. Dice la periodista que ha surgido una oligarquía oleaginosa y masista, muy resbalosa, que controla el sector”.

En una opinión emitida en su radio Cabildeo, luego transcrita en Brújula Digital, Amalia dio el caso de Inversoya, la empresa que compró las acciones de la soyera más grande de Santa Cruz, Gravetal, y se calcula que su precio era de 60 millones de dólares.

“Inversoya adquirió el 99% de Gravetal, y el 1% restante fue comprado por dos empresarios masistas. La nueva firma tiene dos socios principales: Juan Valdivia, presidente del Directorio y que fue hasta antes de 2008 un concejal de una provincia cochabambina; y el segundo es el hermano de Susana Rivero; Sebastián Rivero Guzmán.

Rivero aparece con el 33% de las acciones de Inversoya, Juan Valdivia con el 34% y otros con el 33%. ¿Cómo obtiene esta empresa el dinero para comprar Gravetal? Para tener el 33% de Inversoya Rivero Guzmán debería tener entre 15 y 20 millones de dólares. ¿De dónde salió el dinero?”.

Vacaflor, entrevistado por Brújula Digital, dijo no temer un proceso de parte de Rivero y más bien pidió investigar por qué se prohíbe la exportación de soya en el país considerando que, a nivel local, nunca ha habido escasez. La prohibición de exportación favorece, en ese sentido, a las aceiteras, que imponen un precio a los productores de soya.

Rivero, mediante un mensaje de Twitter, dijo: “Sólo un cobarde sin transparencia puede escudarse en una colega para intentar justificar calumniosas afirmaciones. Como mujer y servidora pública con una trayectoria intachable, tengo derecho a procesar a @HumbertVacaflor”.