Reportajes | 06/08/2019

Microviajes, la nueva tendencia en turismo



Brújula Digital|06|08|19|

Claudia Escobar

El propósito de un viajero cobra sentido cuando involucra su experiencia en la promoción del cuidado del medio ambiente y en la revalorización del patrimonio artístico y cultural, a través de la difusión de aquellos lugares que visita.

En La Paz hay diversas formas de hacer turismo, algunos lugares son promocionados por grupos de profesionales del área o por apasionados de viajes a sitios recónditos dentro y fuera de la ciudad, los que son ofrecidos en paquetes de paseo durante todo el año.

Los servicios turísticos ofrecidos varían dependiendo de la experiencia que desee tener el viajero. Hay paseos de carácter extremo, así como aquellos que son más relajados, sin embargo, todos tienen un factor en común: promocionar la biodiversidad de una población, protegiendo al medioambiente, con el propósito de contribuir al desarrollo de una región desde distintos ámbitos: social, económico y cultural.

De acuerdo con Jeanine Blanco Arraya, consultora en turismo, el microturismo hace referencia a un desplazamiento corto hacia atractivos turísticos cercanos, que durante los últimos años se ha convertido en una tendencia mundial.

“Algunos factores que se deben tener en cuenta a la hora de brindar este tipo de servicios, tienen que ver con el ofrecimiento de una experiencia enriquecedora que aporte positivamente a la actitud y al comportamiento del viajero y de la comunidad receptora; por otro lado, se debe ver el valor de las redes sociales, que posibilitan la promoción e interacción de manera permanente en las diversas plataformas digitales”, afirma.

Entre los actores que son parte del microturismo, se encuentran los jóvenes en mayor medida, pues buscan relajarse rompiendo la rutina. De acuerdo con un estudio realizado por Blanco en el municipio de La Paz, las personas entre los 26 y 39 años (paceños y extranjeros), son consideradas el público nuclear para el desarrollo de esta clase de viajes cortos, que también reciben el nombre de microviajes.

El microturista no sólo busca llegar a un destino, sino tener una experiencia completa en éste, tomando en cuenta el tema presupuestario, el tiempo disponible y los intereses por conocer culturas. Por tanto, el microturismo tiene como principio la sostenibilidad del servicio y de la localidad que se visita.

Paralelamente, el ingeniero forestal y experto en turismo ecológico, Gonzalo Mérida Coimbra, ve importante potenciar el cuidado al medioambiente en todo tipo de viaje que se realice. “Hace diez años que el turismo ecológico en Bolivia se ha incrementado en un 7%, lo que implica mejorar el sistema turístico ecológico dentro de las 22 áreas protegidas de la región, debido a que en ellas se encuentra la mayor oferta de biodiversidad, sin embargo, en los últimos 10 años, también, ha habido un retroceso en ello”, indica el experto.

Propone mejorar el acceso a los servicios, como parte de la oferta turística, para los bolivianos y para quienes visitan el país desde otras latitudes del mundo.

Capacitación a guías turísticos

Mérida señala que los desafíos importantes por los que atraviesa el turismo en la región tienen que ver con el desarrollo de ofertas con alto nivel de calidad y propiciar destinos sostenibles. Dijo que desde el Estado se debe apoyar a aquellos emprendimientos comunitarios, sobre todo, dentro de áreas protegidas; a su vez, considera importante capacitar a guías turísticos para potenciar el turismo en periferias y comunidades; también vincular a los actores públicos y privados en una alianza estratégica que permita fortalecer el turismo ecológico.

Existen diversos destinos turísticos que coadyuvan al desarrollo de lugares alejados de la ciudad de La Paz. Quienes desean ser parte del microturismo, respetando a la madre naturaleza, pueden visitar los siguientes destinos, que por su geografía y paisaje, son considerados patrimonios naturales y han inspirado a muchos a seguir en el camino del viajero: Camino de la Muerte (Coroico), Valle de las Ánimas, Sorata, Takesi, Choro, Cuchilla, Valle de la Luna, la Cumbre, la Reconquistada, Valle Escondido, Cañisaya-Charazani, Laguna Arteza, entre otros.

Varias empresas ofrecen paquetes turísticos (por uno, dos, tres y hasta cinco días). El responsable de una de ellas, Javier Monzón Vera, indica que con el paso del tiempo el turismo extremo se ha incrementado y con ello la seguridad en los equipos: parapente, zipline, paracaidismo, rápel, rafting, por mencionar algunos. Este desarrollo se presenta con mayor fuerza porque se ha empezado a vincular en mayor medida al turista con la comunidad y su historia, lo que convierte al viaje en una experiencia única.

Vera incide en que más allá de contar con un equipo técnico completamente resguardado y con seguros de vida, es fundamental contar con mayor apoyo de las empresas aseguradoras para brindar al turista una experiencia reconfortante.

Si se trata de conocer lugares motivando a la aventura, el microturismo permite al viajero romper la rutina para ser parte de un espacio de conocimiento, goce y relajación, sin que por ello deba realizar gastos que impliquen montos altos. El viajero coadyuva al desarrollo sostenible del municipio y fomenta el cuidado del medio ambiente dejando los estereotipos atrás y rompiendo límites mentales. De esta manera la persona se convierte en turista de su propio patio.