Reportajes | 18/02/2019

Mariano Baptista Gumucio, creador de museos

Mariano Baptista Gumucio, creador de museos

Reproducción del escritorio de Franz Tamayo, museo creado por Mariana Baptista en La Paz.

Maite Lemus M
Brújula Digital |18|2|19|

Recientemente se inauguró un museo en homenaje a René Zavaleta Mercado, intelectual boliviano del siglo XX, que contribuyó y tuvo una fuerte influencia en el desarrollo de las ciencias sociales en América Latina. El repositorio está ubicado en la biblioteca del edificio de la Facultad de Ciencias Sociales de la UMSA, que lleva precisamente el nombre de ese intelectual.

Este museo es otro de los proyectos del historiador, periodista y escritor Mariano Baptista Gumucio, nacido en Cochabamba en 1933. Baptista ha sido gestor de varios museos y/o repositorios, realizados en varios departamentos del país. De manera privada, este escritor ha realizado el trabajo que debería cumplir el Estado.

Mariano Baptista.

Entre los museos impulsados por Baptista está el que entregó a la Alcaldía de Viacha, un salón enorme dedicado a la historia de Bolivia en el siglo XIX, concentrada en la “Batalla de Ingavi”; también el de “Gabriel René Moreno”, en el edificio del rectorado de la universidad del mismo nombre en Santa Cruz de la Sierra.

Por otra parte, en la sede de Gobierno preparó los museos a Franz Tamayo y la “Galería de escritores paceños”, ambos ubicados en el sótano del museo de niños “Pipiripi”.

Otro de sus proyectos museográficos es el “museo histórico del Beni”, en la antigua casa de la Cultura de Trinidad, sobre las misiones jesuíticas. Ese repositorio data del año 2013.

Uno de los más recientes, en Cochabamba, es un museo histórico del siglo XIX de Bolivia y la influencia que tuvieron Mariano Melgarejo (expresidente) y Nataniel Aguirre (novelista).

El último en haber sido inaugurado fue el antes mencionado, dedicado a René Zavaleta.

Máquina de escribir y otros objetos que le pertenecieron a René Zavaleta.

Irma Sangüesa, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la UMSA, dijo a Brújula Digital que “gracias a la participación del exministro de Educación y Cultura, Mariano Baptista, que tomó contacto con la universidad, hemos podido acceder a los objetos históricos de Zavaleta y qué mejor lugar donde se pueda exhibir estos objetos que están vinculados a este insigne personaje, uno de los intelectuales más importantes del siglo XX, Zavaleta”.

Sangüesa explicó que el edificio de Ciencias Sociales lleva el nombre de Zavaleta en reconocimiento a los aportes y la contribución que hizo ese personaje al pensamiento de la realidad boliviana.

La decana destacó que “si hablamos de René Zavaleta podemos reconocer dos momentos; el nacionalismo y después esa formación marxista que recreó nuevas categorías teóricas que nos ayudó a pensar e interpretar esta realidad que llamó ‘una sociedad abigarrada’”.

Interés e inquietud de crear museos

La pasión y el interés que tiene Baptista por la cultura es impresionante. Baptista, que es historiador, escritor, periodista y divulgador cultural, destaca y apunta lo que dijo el escritor Mario Vargas Llosa: “un museo vale más que diez escuelas”.

“Por su efecto multiplicador, porque atiende a todas las edades, porque puede estar siempre abierto y porque no solo entretiene y divierte, sino que educa a la gente y le da un sentido de autoestima”, destacó.

Baptista tiene 85 años de edad y sigue activo. Mantiene desde hace años un programa de entrevistas culturales en Cadena A. “Hay que trabajar hasta el último día”, dijo.

El historiador contó a Brújula Digital que la inquietud por los museos surgió primero porque tuvo la oportunidad de ser secretario de la embajada en Roma y Londres. “Esto me permitió visitar no solo los museos de ciudades, sino del resto de Europa. Incluso los de la Unión Soviética, donde existía y veía cómo los colegios y las escuelas se movilizaban con sus profesores en grandes desfiles escolares muy bien organizados para visitar estos sitios”.

Museo de escritores paceños.

Y, por otro lado, al haber sido tres veces ministro de Educación y Cultura hizo que le interesara y que se dedicara a la cultura. “Creo que hice cosas interesantes, como ampliar varios museos”, señaló.

¿Cómo es que obtiene los objetos históricos? “Yo desde niño he estado en contacto con los pocos anticuarios que hay en Bolivia, acompañaba a mi madre que le gustaba comprar opalinas, que es un tipo de cristal y tenía sus amigos anticuarios en Sucre que luego yo los heredé, después a los pocos que hay aquí también los he tratado”, expresó.

“Mi material viene de textos de historia, de láminas de pintura y también objetos históricos que he comprado a lo largo de mi vida” contó.

50 mil bolivianos, suma razonable. Mariano Baptista, como gestor de distintos museos, generalmente recibe un monto de 50.000 bolivianos, que quizá no llegue a ser el valor real de las cosas históricas que entrega el historiador a los repositorios.

Por ejemplo, contó a Brújula Digital que al museo de Cochabamba entregó 80 piezas históricas, entre ellas un retrato de Melgarejo y otro de Nataniel Aguirre. Y sólo recibió 30.000 bolivianos. Entregué 80 piezas, pero incluso me deben plata en Cochabamba, sólo me dieron 30.000”, dijo.

Baptista se lamenta y considera que en el país no se valora la cultura. El historiador puso dos ejemplos; uno: “acaban de contratar al entrenador de la selección boliviana y a este señor le pagan 500 mil dólares anuales por cuatro años; en los juegos Odesur de Cochabamba, el anterior año, gastaron 11 millones por seis horas, tres horas por la inauguración y tres por la clausura, con música y luces. Entonces, lo que se gasta en cultura es pues realmente centavos”, manifestó.

Destacan el trabajo de Mariano

Robert Brockmann, historiador y periodista, destacó al gestor cultural, Mariano Baptista: “Mariano es una fuerza de la naturaleza, es un hombre absolutamente prolífico en su obra, en la cantidad de libros que ha escrito y ahora en esta última actividad en la cual se ha visto involucrado que es la creación de museos a lo largo y ancho del país”.

Además mencionó que Baptista ha sido uno de los grandes rescatadores y enriquecedores de la historia de Bolivia. “Yo no me puedo imaginar la historiografía moderna de nuestro país sin Mariano. Él es uno de los principales, si es que no es el principal pilar de la historiografía de nuestro país. Es una guía para todos los que lo hemos seguido haciendo historia y espero que todavía tenga mucho tiempo de trabajo por delante”, manifestó.

A su vez, la historiadora Florencia Ballivián dijo a Brújula Digital que “la obra que hace Mariano Baptista es impresionante para la historia de Bolivia”.

Hizo mención al plano cultural en Bolivia y dijo que queda en el olvido. “Pero gracias a Mariano se ha recuperado muchísimas cosas, hace muchísimos años. Además, con todos los libros que ha publicado siempre ha sido una forma de recuperar la historia y la cultura de nuestro país”, sostuvo.

Ballivián destacó la persistencia que tiene Baptista: “es incansable su labor, construye los museos con una persistencia increíble y con esa persistencia todos sus planes se llevan a cabo”.

El expresidente Carlos Mesa Gisbert sostuvo en una columna de opinión que “nadie en nuestra historia ha hecho más por la difusión de nuestra cultura, que Mariano” y además mencionó que: “dos libros marcaron en mi adolescencia mi vínculo indisoluble con la patria: ‘Santa Cruz, el Cóndor Indio’, esa luminosa biografía de Andrés Santa Cruz  escrita por Alfonso Crespo y ‘Este país tan sólo en su agonía’, de Baptista, una compilación de las reflexiones del autor a partir de las contradicciones y paradojas del país en la década de los años 60 del siglo pasado, que muy bien podrían volver a publicarse hoy sin mayores variantes”.

Mesa finaliza así su texto: “Mariano es una fuente inagotable. Lo será hasta el último día de su vida”.