Reportajes | 25/09/2018

Ahora es el New York Times el que destaca la calidad de los vinos bolivianos

Ahora es el New York Times el que destaca la calidad de los vinos bolivianos

Brújula Digital, 25|9|18

Sigue el interés de los diarios norteamericanos por el vino boliviano. Tras un extenso reportaje publicado el mes pasado por el Washington Post, es ahora el New York Times el que editó una crónica destacando la calidad de ese producto nacional.

El New York Times tituló su artículo así: “¿Nunca escuchó del vino boliviano? Eso podría estar a punto de cambiar”.

La elevación del país, de entre 1.500 y 3.000 metros, modera lo que de otro modo serían temperaturas tropicales, dice el periódico. Los vinos tarijeños o de Samaipata, en Santa Cruz, recuerda, están en altitudes de alrededor de entre 1.750 y 2.000 metros y añade que “los intensos rayos ultravioleta a esa altura hacen que las uvas desarrollen capas gruesas, produciendo taninos y sabores maduros”.

El diario agrega que “las temperaturas diarias pueden oscilar alrededor de 35 grados, lo que concentra la acidez. Además, las lluvias de verano diluyen el vino, produciendo un estilo de vino más elegante”.

Por esas características, explicó Francisco Roig, enólogo principal y propietario de Uvairenda, en Samaipata, “los vinos bolivianos están asociados con climas fríos del Viejo Mundo”.

El reportaje expresa que todavía no hay una cepa que represente al país, aunque destaca la calidad de los tannat, al igual que lo hizo el reportaje del Washington Post, que señaló que puede ser considerados aún mejores que los uruguayos, que lideran en esa área a nivel regional.

Aunque los españoles plantaron vides en el siglo XVI, la industria vitivinícola moderna en Bolivia data solo de 50 años, por lo que los enólogos todavía están explorando diferentes variedades de uva.

“Las variedades francesas en tintos están funcionando muy bien”, contó al periódico Mauricio Hoyos, gerente general de Aranjuez, un especialista en tannat de Tarija, la capital vitivinícola del país. “En los blancos, tenemos buenos resultados, pero no tan especiales”, expresó.

El diario destaca también a un vino de Campos de Solana, el Único, que finalizó segundo en una reciente cata a ciegas de tannats de todo el mundo.

Además, en el país existen bolsones de variedades de uva que fueron traídas originalmente de las Islas Canarias por los españoles, como la torrontés o Pedro Giménez en los blancos y la criolla negra, en los tintos. En Bolivia existe la “vicchoqueña”, una especie que mutó de la negra criolla y produce un vino similar al pinot noir.

El artículo destaca el trabajo del experto en vinos holandés Cees van Casteren, quien durante los últimos ocho años ha sido consultor del Gobierno de su país, ayudando a enólogos bolivianos a mejorar sus productos y volcarlos hacia la exportación.

Cees van Casteren realizó una cata a ciegas de tannats de todo el mundo. Como era de esperar, el ganador fue La Tyre, de Madiran, la región francesa que se especializa en tintos elaborados con la uva tannat.

Pero el boliviano Único quedó en un sorprendente segundo lugar, cuyo precio, de 15 dólares, es un 10% del precio del vino La Tyre.

De todos modos, esta industria es realmente pequeña. Los viñedos de Bolivia suman solo alrededor del 1,5 por ciento de las 550.000 hectáreas que existen en la vecina Argentina. La producción anual es de Bolivia de 8,3 millones de litros, ínfima en comparación con los 25 mil millones de litros que produce el mundo.

Así que las posibilidades de crecimiento son inmensas.



Encuesta

El Tribunal Supremo Electoral debe habilitar o rechzar a Evo Morales como candidato. ¿Qué cree usted que hará?

VOTAR
Anterior Siguiente
BBC