Deportes | 05/10/2018

Carlos Lampe ya es de Boca Juniors

Carlos Lampe ya es de Boca Juniors

Agencias|05|10|18|

Carlos Emilio Lampe es el segundo boliviano en jugar en Argentina, después de Vicente Arraya, hace más de siete décadas. El arquero está en su mejor momento y su traspaso al elenco xeneize es un premio a su constancia y al duro trabajo que realizó desde que tenía 18 años, cuando comenzó a jugar en filas del club Universidad de Santa Cruz, reporta Página Siete.

La familia de Lampe es de deportistas, su padre Juan Carlos fue basquetbolista, al igual que la hermana (Claudia), mientras que su madre Cecilia Roxana se inclinó por el voleibol.

Para que aprenda los secretos del arco, el padre de Carlos lo llevó a trabajar junto a Erwin Frey, exarquero de Blooming, en la década del 70 y luego con el argentino Daniel Jurkevicius, exgolero de Oriente Petrolero.

Sus primeros pasos los dio jugando en Universidad Privada el torneo de Primera B de la Asociación Cruceña de Fútbol (2005), después pasó a Universidad, con el que disputó la Primera A y la Copa Simón Bolívar de 2006. Fue convocado por el técnico Óscar Villegas y disputó el Sudamericano Sub-20 de Paraguay.

En 2007, el golero dio el gran salto al ser contratado por Bolívar a sugerencia de Víctor Hugo Antelo, que era el entrenador de los celestes. Al año siguiente Lampe fue fichado por Guabirá, luego vino su paso por Universitario de Sucre (2009-2010), San José (2011-2012), el retornó por seis meses a Bolívar en 2012, otra vez San José (2013-2015), Sport Boys (2016) y Huachipato de Chile, club en el que se encuentra en la actualidad.

Lampe sigue a Arraya

Lampe será el segundo guardameta boliviano que atajará en Argentina. El primero fue Vicente Arraya, hace más de siete décadas. El cruceño será el primer golero nacional que ataja en un equipo grande del fútbol argentino, reporta Página Siete.

Arraya vistió los colores del Club Atlético Atlanta de Buenos Aires. “Jugó en 1944 y estuvo aproximadamente dos años. Ahí recibió el apodo de Flecha Andina. Dejó bien parado al fútbol boliviano”, destacó Tito de la Viña, premio nacional de periodismo.

Lampe jugará en Boca por tres meses, inicialmente, es el segundo jugador que se pondrá la camiseta azul y oro del tres veces campeón de la Copa Intercontinental, después de Milton Melgar.

El cruceño se sumará a la larga lista de bolivianos que vistieron los colores de equipos del balompié de Argentina, como Erwin Romero, Miguel Aguilar, Ramiro Castillo, Ronald Raldes, Óscar Sánchez y Joaquín Botero, entre algunos.

Aumenta su cotización

Lampe presentó dos revalorizaciones importantes en 2017 y en 2018 gracias a su destacado desempeño deportivo, pasando de costar 404 mil dólares cuando salió de Sport Boys de Warnes a los 636 mil dólares en los que cotiza actualmente, según marketingregistrado.

“Un valor considerable para el fútbol trasandino, pero apenas superior al del tercer arquero de Boca, Javier Bustillos, quien sin debutar aún ya cotiza en 0,58 millones de dólares”, resaltó el portal especializado.

Esteban Andrada, titular, es el mejor cotizado con un valor de 5,8 millones, mientras que Agustín Rossi, el segundo, está valorado por 2,9 millones de dólares. Una realidad que al mismo tiempo tiene que ver con las posibilidades económicas de un club y un fútbol mucho mejor posicionado desde lo económico que otros países del continente.

Boca pasó a semifinales

Con el 2-0 conseguido en la ida, Boca pudo sellar el pase a las semifinales de la Copa Libertadores tras igualar 1-1 con Cruzeiro en el Mineirao en el partido de vuelta por cuartos de final, la noche del jueves. En el complemento, Sassá anotó para el local y Cristian Pavón lo empató en tiempo adicional. Así, el equipo de Barros Schelotto se enfrentará en semifinales con Palmeiras, un viejo conocido, que el miércoles sacó del certamen a Colo Colo, reporta el diario digital argentino Página12.

El duelo prometía por la añeja historia entre los clubes –que disputaron una final continental en 1977, ganada por el equipo dirigido entonces por el Toto Lorenzo– y por el hambre de revancha de los brasileños que, dos veces campeones en el torneo, estaban ausentes desde la edición de 2015.

Alentado por su gente, el local salió decidido a buscar la ventaja. De hecho tuvo la primera llegada a los 13 segundos con una peligrosa media vuelta del uruguayo De Arrascaeta, que no disputó el juego de ida por una lesión en el muslo izquierdo, bien resuelta por Rossi. Boca dejaba salir a su rival y comenzaba a presionar a partir de mitad de cancha con Barrios y Nández, y con Pablo Pérez algo impreciso en los pases, pero que exigió a Fábio con un derechazo, en la primera aproximación xeneize.



Encuesta

El Tribunal Supremo Electoral debe habilitar o rechzar a Evo Morales como candidato. ¿Qué cree usted que hará?

VOTAR
Anterior Siguiente
BBC