Política | 08/11/2018

Obispos alertan de “totalitarismo encubierto” y un “proyecto de permanencia en el poder”

Obispos alertan de “totalitarismo encubierto” y un “proyecto de permanencia en el poder”

Brújula Digital|05|11|18|

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) alertó el jueves desde Cochabamba de un “totalitarismo visible o encubierto” en el país, que se puede convertir en “dictadura” y “traición al pueblo”, y de “imponer” un “proyecto de permanencia en el poder por el poder”.

“Convocamos a superar la democracia puramente formal y profundizar la democracia participativa, basada en la defensa de la dignidad humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del bien común como criterio de la vida política. Una democracia sin estos valores se hace un totalitarismo visible o encubierto y fácilmente se vuelve una dictadura y termina traicionando al pueblo”, sostuvo el presidente de la CEB, monseñor Ricardo Centellas, durante la inauguración de la CV Asamblea de Obispos de Bolivia que se realiza en la capital valluna.

Asisten a la reunión el Nuncio Apostólico de su Santidad en Bolivia, monseñor Angelo Accattino, el cardenal Toribio Porco Ticona, además de una treintena de obispos llegados de todas las jurisdicciones eclesiales del país.

Centellas también observó un proyecto político de permanencia en el Ejecutivo y para ello inició un prematuro ambiente electoralista. “Prematuramente, hemos entrado en un ambiente electoralista, que no tiene causa ni fin. Esto nos muestra una preocupación de imponer y sostener un proyecto de permanencia en el poder por el poder, que desdice la marcha de un verdadero proceso de cambio  que necesita Bolivia”, dijo.

Ante esta realidad, el también obispo de la Diócesis de Potosí manifestó que “no podemos ser espectadores en el constante debilitamiento, y ojalá no, la ruina total de la democracia”.

Pide no alentar contradicciones

El presidente de la CEB exigió no alentar contradicciones en el país, cuando se dice que “estamos bien” pero hay pobreza, falta de empleos, centralización de poder, entre otros. “No alentemos las contradicciones: decir que estamos bien, mientras que la mayoría de los bolivianos experimenta la pobreza, afirmar que somos un modelo económico y no tener industrias que generen empleos dignos; ser un país plurinacional pero con acumulación y centralización de poder”.

Sostuvo que “queda mucha tarea para todos, amparados en la vocación pacífica, noble y sublime de los bolivianos. Trabajar por la unidad, superando la mentalidad egoísta, las mezquindades humanas y confiando en las generaciones jóvenes que están preparadas y entusiastas para trabajar por una Bolivia a la altura de los desafíos actuales”.

El prelado dijo que el desarrollo integral del país no es responsabilidad de una persona sino de todos. “Convencernos que la responsabilidad por el desarrollo integral de Bolivia, no depende de una persona, ni siquiera de un grupo de personas; sino del concurso de todos. Cada uno asumirá la responsabilidad que le compete, pero nadie puede ser excluido, discriminado, ni eliminado por su pensamiento, condición social u opción política”.

Sugirió que como país “no nos dejemos vencer por la división, por el miedo a otras alternativas, y por el pesimismo hegemónico y apocalíptico de unos cuantos”.

Por último, dijo, “como Iglesia no podemos quedarnos encerrados en nosotros mismos. Tenemos que conocer y analizar críticamente nuestra realidad para ubicarnos y orientar con objetividad la vida de nuestro pueblo”.



Encuesta

¿Usted apoyaría una alianza entre Demócratas deRubén Costas y el candidato Carlos Mesa?

VOTAR