Política | 17/08/2019

Gobierno admite que hay tala y quema para ampliar cultivo ilegal de coca en el TIPNIS

Gobierno admite que hay tala y quema para ampliar cultivo ilegal de coca en el TIPNIS

Cultivo de coca ilegal en el TIPNIS. Foto: Los Tiempos

Brújula Digital|17|08|19|

El Gobierno admitió el viernes que hay tala y quema de árboles para ampliar el cultivo ilegal de coca en la reserva del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), en un territorio que es compartido por los departamentos de Cochabamba y Beni.

“Ingresan así sea al Parque Isiboro Sécure, como también el Parque Nacional Carrasco, y lo único que hacen es ingresar para talar árboles, o sea chaqueos, queman, y lo único que hacen es plantar cultivos ilegales”, sostuvo el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, durante un informe que brindó sobre la erradicación de coca ilegal en el país, según reporte de Página Siete.

En la mayor área protegida nacional no solo avanza el cultivo de coca ilegal sino también las condiciones que facilitan esa actividad ilícita, pues hace un año en la zona fueron concluidos tres puentes, pese al rechazo de los pueblos indigentes y defensores de la naturaleza.

El primer puente está sobre el río Isiboro, en el corazón del TIPNIS, tiene una longitud de 250 metros y fue ejecutada por la Asociación de Mantenimiento Vial (AMVI), constató el diario Los Tiempos. Esta construcción fue anunciada en 2016, cuando el presidente Evo Morales inauguró el tramo I de la carretera Villa Tunari–San Ignacio de Moxos, una de las obras más criticadas por su irrupción en un área protegida.

El segundo puente, que también fue verificado por mencionado rotativo, fue construido sobre el río Ibuelo, en la población Puerto Patiño. La obra la ejecutó la empresa Sergut y actualmente está transitada. Tiene una extensión de 120 metros de largo y su costo es de 2,3 millones de dólares. “Prohibido el paso a vehículos particulares”, señala un letrero en el ingreso del campamento de Sergut, que está a orillas del río Ibuelo.

El tercer puente está sobre el río Sazama, conocido como Cesarzamita, en la comunidad de Mayu Pata. Es el tercero de los tres puentes del Polígono Siete, tiene 150 metros de largo. Está a casi 30 kilómetros de distancia del lugar donde habita la mayor cantidad de comunidades indígenas del TIPNIS, a la altura del río Ichoa, donde termina el trazo del camino y se abren sendas.

80% de cocaína incautada provino de Perú

Casi el 80% de las más de 10 toneladas de cocaína secuestradas en lo que va del año en el país provino de Perú, afirmó el viceministro Cáceres. “Si bien hasta la fecha hemos incautado más de 10 toneladas de droga, de cocaína hablo, casi el 80% viene a ser droga del país vecino, que en este caso es el Perú”, añadió.

Cáceres detalló que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y su par de Perú ejecutan operativos en la frontera compartida para frenar el tráfico de drogas, que están dirigidos en especial a terminar con un “puente aéreo” que es utilizado por los narcotraficantes. Agregó que Bolivia se ha con vertido en país de tránsito de marihuana producida en Paraguay.

“Es una gran pena, pero los mercados son Chile, como también la Argentina y parte del Brasil”, complementó. Por otra parte, el subdirector de la FELCN, Javier Maldonado, dijo que en los próximos días la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) entregará a esa unidad policial dos equipos detectores de 120 clases de sustancias controladas.

Con estos equipos de alta tecnología que están en proceso de desaduanización, ya no será necesario llevar la sustancia detectada a un laboratorio. “Son una especie de rayos gama que penetran hasta la ropa sin provocar ninguna lesión al momento de detectar”, explicó.

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Thierry Rostan, informó el miércoles que de enero a junio de este año la FELCN y el Ministerio Público se incautaron de 5.419 kilogramos de cocaína base y 3.008 kilos de clorhidrato de cocaína. El organismo validó la incineración y destrucción del 74% de  cocaína base (3.990 kg) y 76% de clorhidrato de cocaína (2.273 kg).