Política | 16/05/2019

Alertan que Montenegro no está por narco en la cárcel sino por “falsedad material” y “legitimación de ganancias ilícitas”

Alertan que Montenegro no está por narco en la cárcel sino por “falsedad material” y “legitimación de ganancias ilícitas”

Pedro Montenegro Paz, en la audiencia cautelar del domingo en Santa Cruz. Foto: El Deber

Brújula Digital|16|05|19|

Pedro Montenegro Paz, que se entregó el sábado ante la fuerza policial antidroga, fue enviado el domingo a la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, por “falsedad material” y “legitimación de ganancias ilícitas” y no así por narcotráfico, pese a que desde 2015 hay una orden de captura internacional, solicitado por Brasil, a raíz del envío de 1,3 toneladas de droga hacia Europa.

“Dados estos antecedentes de Montenegro, cómo se explica que el domingo 12 de mayo la justicia boliviana disponga su detención preventiva en el marco de una investigación penal por los delitos de ‘falsedad material’ de sus documentos de identidad, ‘uso de instrumento falsificado’ y ‘legitimación de ganancias ilícitas”, cuestiona el politólogo Carlos Böhrt en su artículo publicado en Página Siete.

El domingo 12 de mayo, Montenegro asistió a dos audiencias cautelares: en una segunda audiencia, Montenegro fue enviado por la jueza Lidia Alarcón al penal de Palmasola con detención preventiva por el delito de “legitimación de ganancias ilícitas”, casi seis horas después de que su colega Marianela Salazar decidiera también su detención preventiva por el delito de “falsedad ideológica, material y uso de instrumento falsificado”.

El lunes (13), el fiscal departamental de Santa Cruz, Mirael Salguero, informó que también se presentó una acusación por tráfico de sustancias controladas, pero al parecer aún no se conocen cuáles son los indicios ni los involucrados. “La comisión de fiscales presentó la imputación por los delitos de falsedad material e ideológica y uso de instrumento falsificado y hemos presentado también la imputación por el tráfico de sustancias ilícitas”, dijo entonces.

Para Böhrt el caso Montenegro exige del Gobierno una explicación de por qué no se actuó de manera rápida y efectiva. “Varias preguntas quedan flotando aquí: ¿dada la solicitud brasilera y la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, es verosímil que la FELCN no investigó a Montenegro y organizó su archivo personal entre 2015 y 2019? Si lo hizo ¿por qué la detención preventiva no se produjo dentro de la indagación por delitos de narcotráfico? Y si no encararon esa tarea, el Gobierno debe explicarle al país semejante falencia”.

Sobre el caso, la abogada internacionalista Karen Longarinc explicó a Página Siete que según normas internacionales para la extradición de Montenegro se debe dar prioridad  la gravedad del delito, la fecha en que se cometió el mismo y la fecha en la que se inició el trámite mediante la interpol, por lo que Brasil tendría prioridad.

Las actuaciones de Montenegro

La notificación roja emitida por la Interpol, para la búsqueda y captura de Montenegro, fue emitida en  2015, luego de que éste fuera  identificado como el proveedor  de cocaína para un grupo de la mafia italiana  desarticulado en el  operativo “Monte Pollino”, ejecutado en  Brasil en 2013, en el que se incautaron de 1,3 toneladas de droga.

Al conocer la notificación roja en su contra, el narco interpuso una acción de libertad por la que dejó sin efecto el pedido de extradición por unos meses, pero en 2016 el Tribunal Constitucional revirtió ese fallo y continuó vigente la extradición.

Según la investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), el narco aprovechó esos meses para hacer  borrar sus antecedentes de la base de datos de Interpol Bolivia y continuó libre sin temor a ser capturado. Después de destaparse el escándalo de sus nexos con jefes policiales, el sábado, tras 27 días de operativos de búsqueda por parte de la  Policía  en Santa Cruz, Montenegro se entregó a las autoridades y ahora se debate sobre  su entrega a  Brasil.

Piden cesación de detención

El abogado del acusado por narcotráfico Pedro Montenegro, Ariel Góngora, anunció el miércoles que se presentará una solicitud de cesación a la detención preventiva de su defendido porque supuestamente no existen evidencias suficientes que lo vinculen en el tráfico ilícito de drogas y ganancias ilícitas, que son los principales delitos por los que se le acusa.

"Vamos a pedir la cesación de detención preventiva en 15 días, para que él se defienda en libertad, no hay sustento legal de ganancia ilícitas y tráfico de drogas, van a tener que probar para hacer una acusación y si no existen los indicios yo creo que harán sobreseimiento al presente caso, en todo el allanamiento que se ha hecho no han pillado un sólo gramo de droga", dijo a los periodistas.

A su juicio, el único delito por el que Montenegro sería juzgado sería el de falsedad material e ideológica, porque habría presentado doble identidad (Pedro Hoffman Sainz, la que logró por medio  de un certificado de nacimiento expedido en un registro civil de provincia), proceso que podría seguirlo en libertad.

Según Góngora, hasta el momento no se le puede comprobar nada a su defendido, porque los bienes que se dicen que son suyos no están a su nombre.

"Vamos a presentar pruebas de que él vivía en alquiler y que la quinta campestre, que sostienen le pertenece, corresponde a su comparsa, él no tiene ningún bien a su nombre a través de Derechos Reales, no hay nada inscrito a nombre de mi cliente", explicó.

Sobre la extradición a Brasil, por el supuesto narcotráfico en ese país, reiteró que es una solicitud que tiene que formalizar el gobierno brasilero y que antes tendrá que defenderse por las acusaciones y procesos que tiene en Bolivia.