Política | 12/06/2019

Alcalde de Achocalla dice que Revilla está “nervioso” y que él no firmó ningún contrato con IGBlue

Alcalde de Achocalla dice que Revilla está “nervioso” y que él no firmó ningún contrato con IGBlue

El alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja. Foto: ANF

Brújula Digital|11|06|19|

El alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja, sostuvo el miércoles que su colega de La Paz, Luis Revilla, está “nervioso” por la proximidad del cierre del relleno sanitario de Alpacoma, cuyo plazo termina el 18 de junio de 2019, y aseguró que no suscribió ningún contrato administrativo con la empresa IGBlue para la construcción de un planta de tratamiento de basura de las ciudades del área metropolitana.

“Queremos aclarar a la población como municipio de Achocalla, en ningún momento se ha firmado ningún documento de contrato administrativo con la empresa IGBlue”, dijo la autoridad edil, militante del gobernante MAS, junto a organizaciones sociales de su municipio.

Revilla expresó el martes su “seria sospecha” que detrás del deslizamiento del relleno sanitario de Alpacoma, ocurrido el 15 de enero pasado, hubo “un sabotaje a la ciudad” porque Ninaja, habría comprometido un presunto “negocio” con IGBlue. “Tenemos la seria sospecha de que detrás de este deslizamiento no solamente pudieron haber habido errores, negligencias, fallas, sino un sabotaje a la ciudad, un sabotaje destinado a cerrar el relleno sanitario y a llevarse la basura de La Paz a otro lugar”, dijo.

Ninaja, que se arrodilló ante el presidente Evo Morales en diciembre de 2018, cree que Revilla está preocupado por la proximidad para el cierre de Alpacoma, donde en enero se deslizaron más de 800 toneladas de basura. “Nos hemos enterado que el alcalde Revilla (denunció el presunto sabotaje); lamentablemente pensamos que por nerviosismo, por miedo a que el relleno sanitario se tiene que cerrar este 18 de junio porque así lo indica la Resolución N° 20 de la Gobernación (de La Paz)”, dijo.

Según Revilla, en ese contrato el alcalde de Achocalla se comprometió a llevar a la nueva planta de tratamiento la basura de cinco municipios, incluidos La Paz y El Alto. La empresa IGBlue, dijo el martes, se comprometió a habilitar un nuevo camino al nuevo depósito de basura, obra que en la actualidad se está construyendo.

El alcalde de Achocalla también afirmó que Revilla intenta incumplir con el cierre de Alpacoma. “Creo que (Revilla) ha salido para causar una cortina de humo, para camuflar el cierre de este relleno sanitario; lamentamos mucho los discursos del alcalde Revilla, sin embargo, como municipio de Achocalla estamos seguro que el relleno sanitario ha sufrido el deslizamiento y desastre natural, causando daño ambiental, causando daño a la salud pública de los achocalleños”.

Ninaja, que en diciembre dijo al presidente Morales que “voy a pedir a nuestro papá boliviano de rodillas…”, recordó el informe del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, el que dice que el relleno sanitario de Alpacoma se ha deslizado por sobrecarga, por sobresaturación, por infiltraciones, mala manipulación y mala operación por parte del municipio de La Paz.

Revilla explicó el martes que la Alcaldía de La Paz tiene contrato con Tersa para tratar la basura paceña hasta 2025, por lo cual el alcalde de Achocalla no podía esperar siete años para poner en funcionamiento el nuevo depósito y tenía la necesidad de buscar la manera de que el relleno de Alpacoma deje de funcionar.

Mencionó que incluso, después del deslizamiento de Alpacoma, Ninaja ofreció públicamente llevar la basura a la comunidad Ayma, coincidentemente el lugar donde había negociado establecer la nueva planta de tratamiento.