25/10/2018
Líbero

Segunda renuncia en el TSE: causas y consecuencias

Carlos Börth Irahola
Carlos Börth Irahola
La renuncia de Katia Uriona al Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe ser adecuadamente comprendida por la población, dado que entraña graves consecuencias para la democracia boliviana. Aquí una primera lectura del hecho, de sus causas y consecuencias:
1. En la carta de renuncia, Uriona esgrime dos argumentos: a) señala que la sala plena del TSE se encontraba estancada, por lo que no podía continuar dirigiendo al Tribunal en esas condiciones, y b) que no podía mantener una línea de conducta institucionalista e independencia del Órgano Electoral.

2. Conocidas las causas de la renuncia, cabe la siguiente pregunta: ¿cuáles las posiciones que venían empantanando al TSE? No las señala Uriona en la carta, pero es fácil deducir que se trataría de su posición (institucionalista e independiente) vs la subordinación del órgano al poder político; posicionamientos que se habrían tornado irreconciliables.

3. Después de la salida del vocal José Luis Exeni, el TSE quedó con seis vocales, lo que muestra que el empantanamiento sería entre dos bloques de a tres vocales cada uno, sin posibilidad de zanjar las diferencias con el voto.

4. ¿Cuál la principal consecuencia de la renuncia de la Presidenta? Roto el empate catastrófico, el TSE quedó bajo rígido control del evismo, o lo que es lo mismo, desaparición del árbitro electoral, que ya lo sabíamos asediado por el gobierno y el MAS.

5. Segunda gran consecuencia: debilitada y quizás desaparecida la corriente institucionalista, el fraude electoral tiene ahora las puertas abiertas del órgano electoral, lo que implica que las condiciones políticas se tornan aún más difíciles para las fuerzas democráticas.

6. ¿Qué pueden y deben hacer las fuerzas de oposición?: asumida la gravedad de este giro en las condiciones institucionales del proceso electoral, las fuerzas de la oposición, ciudadanas y políticas, deben: a) ahora más que nunca, articular un Frente Amplio lo suficientemente fuerte como para desarticular o minimizar, al menos, el fraude electoral que se avizora, b) para viabilizar su constitución, no caben conductas triunfalistas. Todos quienes se sienten ganadores deben hacer un alto en sus pretensiones y asumir con humildad la gravedad de los reacomodos que registra el proceso, y c) está claro que todas las fuerzas (plataformas ciudadanas y organizaciones políticas) deben apoyar a la persona que cuenta con el mayor respaldo ciudadano. ¡La democracia y el futuro del país lo exigen!

Antes de cerrar el análisis y para evitar malos entendidos conviene añadir los siguientes comentarios: debemos recordar que seis de los siete vocales del TSE fueron designados por el MAS, que hizo uso de sus dos tercios en la Asamblea Legislativa, además de una adicional designada por Evo Morales. Consecuentemente, las personas favorecidas tenían cercanía o eran directamente militantes del MAS. No obstante, en el ejercicio del cargo (vaya a saber por qué factores, cambiantes según las personas) tres vocales intentaron desplegar una línea institucionalista, sin por ello confrontarse con el MAS (a cuyos jerarcas les debían y deben la designación. Si alguna vez pensaron q podrían independizarse del todo, fueron ingenuos).

Veamos un ejemplo de lo que posibilitaron estos vocales: en ocasión del referéndum del 21F, la presidenta ordenó la publicación de los resultados, con la victoria del No, desairando a García Linera quien buscaba postergar el anuncio mientras se esforzaban por cambiar los resultados de los votos Argentina.

Con estas limitaciones, nadie debe pensar que si Exeni y Uriona permanecían en el TSE éste hubiera rechazado la habilitación de Evo Morales. La sentencia del Tribunal Constitucional, más los dos tercios de votos masistas en la Asamblea (lo que implica juicio y condena para los vocales que se atrevieran a inaplicar la sentencia) son las dos herramientas del oficialismo para materializar sus planes.

En suma, cabe recalcar una vez más que la anulación de la débil corriente institucional en el TSE facilitará la implementación de un eventual fraude electoral, con el que el MAS intentará torcer lo que las encuestas, incluidas las del gobierno, están anunciando: Evo Morales se enfrenta a la posibilidad cierta de ser derrotado en las ánforas.

Carlos Börth I. es un ciudadano crítico.



Encuesta

¿Está usted de acuerdo con que se organicen las elecciones primarias en el país?

VOTAR

Encuesta

Sobre el requisito de que los funcionarios deben hablar un idioma nativo, ¿qué opina usted?

VOTAR