28/09/2018
Informe Especial

Las primarias en Bolivia, “gato por liebre”

Amalia Pando
Amalia Pando

Nos están vendiendo una versión de que las primarias van a democratizar a los partidos políticos, cuando lo que quieren es habilitar a Evo Morales. Como no pueden meterlo por la puerta grande, quieren hacerlo por la ventana.

Las primarias son elecciones internas en los partidos políticos y para que se desarrollen necesitan que existan diferentes facciones, que resuelvan sus pugnas internas mediante el voto.

En Bolivia no tenemos partidos con gran influencia, tradición y ciudadanía que estén abiertos a tener fracciones que postulen a otras personas; por lo tanto, no hay necesidad de primarias.

Por ejemplo: El MNR está en la lona desde que salió Gonzalo Sánchez de Lozada. Unidad Nacional sólo tiene un líder, iba a decir dueño, pero fue creado por Samuel Doria Medina y sólo está para impulsar al propio Samuel. La UCS era de Max Fernández, quien dijo que él era dueño hasta de los ceniceros y que por eso tenía el derecho de ser candidato.

El PDC es una sigla en oferta y se la alquila. Estuvo en sus filas Jorge “Tuto” Quiroga; lo mismo es el FRI y el Frente para la Victoria, pero que no pueden ni organizar por si solos un mitin. Los Demócratas, un poco más amplio, es el partido de Rubén Costas. Pan Bol es un misterio y se legalizó el año pasado, pero su dirigente falleció. Ninguno de estos partidos políticos necesita una elección primaria.

¿Quiénes existen como partido?

El MAS es un partido en torno a la figura del Presidente y está hecho para apoyar a Evo Morales. ¿Quién se va a levantar contra Evo? No hay nadie que se anime, sólo permite una candidatura, la de Evo Morales.

¿Entonces para qué quieren primarias? El concepto de democracia no llega a la imaginación del MAS para pensar que este partido tenga otro candidato.  El MAS tampoco es un partido como tal, al contrario, está compuesto por organizaciones sindicales. Los cocaleros de los Yungas estaban afiliados a este partido a través de las cúpulas. Cuando los dirigentes pelearon por problemas de la erradicación de coca, salieron hasta las bases.

Además, el MAS tiene la ventaja porque tiene a posibilidad de utilizar el aparato del Gobierno para afiliar a más personas y lo hacen con chantaje de por medio y eso es discriminación y violación de la Constitución. Aquel que no se inscriba al MAS no tendrá trabajo y, por lo tanto, todos los funcionarios son militantes.

¿Para qué necesitamos primarias si no hay partidos?

Cuando el TSE elaboró su ley, pensó en su aplicación para 2024 porque para este proceso se necesita tiempo, dinero, liderazgo y debate. Pero no sucedió así, la Asamblea promulgó la ley en septiembre para que, a las carreras, los partidos hicieran primarias sin razón y motivo. El país gastará millones que no tiene con el objetivo, supuestamente, “democratizar” a los partidos; pero ello no ocurrirá.

Por ejemplo, a SOL.bo se le negó la personería jurídica porque tenía que reunir 101 mil firmas y presentarlas al TSE. Pero los firmantes son adherentes que colocan su firma en solidaridad con determinado candidato. Resulta que el TSE anuló las firmas de personas que estaban en otros partidos. Sin embargo, el TSE debería actuar al revés, se debería anular la firma anterior y respetar la última.

En EEUU pelean los candidatos, Donald Trump luchó contra ocho candidatos; y los demócratas entre Hilary Clinton y otros. Son partidos muy grandes con una base social muy amplia en un sistema de bipartidismo centenario. Esas primarais duran casi cinco meses, eligen delegados y cada partido –dependiendo de la tradición del Estado– hacen las elecciones.

Recordemos que en Latinoamérica hay poca tradición de hacer primarias. El país que comenzó con ellas es Argentina en 2009. Para postular a la presidencia hay que ir a las primarias, se las hizo en agosto del año pasado. En ese país, cualquier agrupación puede inscribirse y no necesitan recolectar firmas.

En Bolivia, en octubre saldrá la convocatoria para que partidos con personería jurídica puedan presentarse. El 13 de noviembre los partidos tienen que decirle a la Corte si van en alianza o solos. ¿Pero quiénes se van a aliar si sólo tres tienen vida propia?

El 23 de noviembre el TSE decidirá a quienes otorgan las nuevas personerías jurídicas. Lo hará 10 días después de las alianzas; en esa fecha le dirán –por ejemplo a Félix Patzi– si cumplió o no con requisitos para tener personería jurídica a nivel nacional o no. Ahora me pregunto si valdrá la alianza que hará días antes.

El 28 de noviembre se debe inscribir a los binomios a las primarias. Se supone que debería haber al menos dos; pero sólo habrá uno en el MAS, que inscribirá a Evo Morales, poniendo contra la pared al TSE. 11 días después dirán qué candidaturas están habilitadas.

Tomado del programa Cabildeo, 25|9|18

Amalia Pando dirige el programa Cabildeo, que se emite por radio Líder y por internet



Encuesta

¿Usted está de acuerdo con la habilitación de Evo Morales y Alvaro García Linera como candidatos?

VOTAR