28/05/2019
Otro Estilo

Las elecciones más caras de la historia

Mario Espinoza O.
Mario Espinoza O.
De acuerdo a un artículo que le leí en el Deber, los de octubre próximo serán los comicios más caros de la historia del país. No tenemos una gran inflación, es más, hubo deflación en el país ni tampoco ha subido la deflación.El Ministerio de Economía dispuso la suma de 344,9 millones de bolivianos para las elecciones nacionales del 20 de octubre. Las elecciones presidenciales anteriores tuvieron un presupuesto fue de 170 millones de bolivianos.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) va a preparar 13 reglamentos y dividirá el presupuesto en tres partidas: 35 millones fueron destinados al pago de la propaganda para los partidos, montos que serán administrados por los medios de comunicación. La segunda partida es la de papeletas de votación, pago a proveedores, fabricación de ánforas, compra de computadores, capacitación de jurados y personal, se destinarán 209 millones de bolivianos, 39 millones más que en 2014; finalmente, 100 millones de bolivianos se usarán si se presenta una eventual segunda vuelta.

Es muy probable que suceda, es más, estoy casi seguro que habrá una segunda vuelta.

Lo que me interesaría conocer más es el pago de la propaganda política. Es decir, ¿estamos volviendo al financiamiento a los partidos políticos? En un momento se los financió y se hizo barbaridades con ese dinero. Hubo partidos que presentaron facturas falsas. Hubo gente cuestionada por ello e incluso juicios en los que desconozco cómo acabaron ellos. Por eso me gustaría saber cuál es la idea de los 35 millones de bolivianos destinados al pago de la propaganda de los partidos. Me imagino que se el TSE pagará esos espacios.

El otro tema para analizar aquí es quiénes se bajarán de la contienda. El señor Virginio Lema –del MNR– podría hacerlo para no perder la sigla de su partido, su votación es muy baja. No estaría haciendo una jugada maestra, estaría cuidando la sigla. Si participa de las elecciones y le va como hasta el momento, va a perder el nombre del MNR, el partido más importante del siglo XX. Sin embargo, está obligado a participar en la siguiente elección, pero tendría la oportunidad de reagruparse. Así como sucedió con los liberales, republicanos y otros partidos importantes del país.

Además, Carlos Mesa no va a renunciar. ¿Cómo va a renunciar el que tiene mejor preferencia de la oposición? Los otros candidatos tienen la palabra.

Mario Espinoza O. es periodista

Tomado del programa De Nueve a 12, radio compañera