09/10/2018
Informe Especial

La situación del país tras el fallo de La Haya

Amalia Pando
Amalia Pando

La diferencia de la economía boliviana y chilena es bastante grande. En 2014 el vicepresidente Álvaro García Linera  dijo que la economía nacional igualaría a la chilena en 2030 y Bolivia daría saltos gigantes para conseguirlo. Bueno, estamos terminando 2018 y las cifras son más favorables a Chile que a Bolivia y, además, no dio saltos.

¿Cuál es la diferencia? La economía chilena es siete veces más grande, se basa en la industria minera y la industria diversificada. El PIB per cápita anual en Chile es de 14 mil dólares; en Bolivia, 3.400 dólares. Esa es la diferencia. Si la economía chilena no crecería en nada y la boliviana lo hiciera a un ritmo del 5% anual, necesitaríamos un siglo para igualar a Chile.

A propósito de la cobertura que hizo la prensa chilena del fallo de La Haya. Una periodista describió como llegó la delegación boliviana y la chilena a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).  Ella, en el audio dijo que la delegación boliviana llegó en ocho autos con escolta policial; la chilena a pie. Parecía que Evo llegó como un jeque árabe y la chilena lo hizo a pie. Es un reflejo de cómo Evo Morales maneja el país; el reflejo del despilfarro de un periodo de bonanza económica que utilizó para disfrutar del poder con dos aviones, seis helicópteros, un nuevo palacete de Gobierno y el pueblo no salió de la pobreza, con el agravante de que además deben estar agradecidos con Evo. Igual a lo que sucedió con el Alcalde de Achocalla que se puso de rodillas para pedirle que ejecute obras.

Me conmovió ver a Franclín Gutiérrez, lo vi llorar cuando un juez del régimen le negó la libertad. Lo responsabilizan de la muerte de un policía mientras que Evo alista un helicóptero para viajar a La Asunta.

El Presidente irá a esa tierra hermosa y en el único lugar donde no hay sangre es en la cara de Evo Morales esperando que la gente se ponga de rodillas, agradecidos porque les perdonó la vida, agradecidos porque mantienen sus tierras pese a la erradicación. Ese es el símbolo del autoritarismo.

Ya vimos este cinismo político cuando Evo se fue a celebrar a la CIDOB, en Santa Cruz, y recibió el bastón de mando cuando fue proclamado por ese sector; espera que en La Asunta también sea proclamado.

¿Qué dijo Morales de la derrota en La Haya? ¿Acaso no merecemos una explicación? De salir una disculpa de boca de Evo Morales debería ser complementada con su renuncia. Pero dice que no hubo ninguna derrota y no hablan de nada. Era tal el triunfalismo del Gobierno antes del fallo que vi la tapa del periódico La Época que la dirige el exministro de Gobierno, Hugo Moldiz; muestra al comandante Evo Morales con la fachada de la CIJ celebrando un gran triunfo.

Pero nos quedamos sin mar y no hay posibilidad de dialogar. El único que puso la cara fue Carlos Mesa y en su mensaje dijo que asumía la responsabilidad de lo que le corresponde. Pero a quien le corresponde poner la cara es a Evo Morales y él sigue en campaña electoral.

Tuvimos una época de bonanza, hubo mucho trabajo como en el sector de la construcción pero ¿qué está pasando ahora? Los datos no son muy halagadores y si continúa Morales en el poder nos dejará sin dólares en el BCB como sucedió en los gobiernos militares.

Las Reservas Internacionales van cayendo desde 2014; en 2017 estaban por los 10 mil millones de dólares y agosto pasado cayó a nueve mil millones de dólares. Se perdió mil millones de dólares porque Evo las va gastando. Gasta dinero de las reservas y contrae más deudas. Ahora nuestra deuda es igual a nuestra reserva monetaria. Evo Morales nos dejará con bajas reservas y con un endeudamiento en crecimiento.

Hasta el 2015 nuestras exportaciones eran más que nuestras importaciones porque había mucha producción de gas. Hoy es al revés, con un déficit de 1.300 millones de dólares lo único que hace el Gobierno es prestarse más dinero.

La producción de gas va cayendo y no se descubrió nuevos campos; salvo Incahuasi que fue descubierto en el gobierno de Jorge “Tuto” Quiroga, entró en producción y eso atenuó las caídas de exportación de gas. Eso está dejando Evo Morales y queremos que se vaya para que la catástrofe no sea más grande.

Ante la proximidad de las elecciones, ¿vamos a vivir de rodillas? ¿Cómo vasallos? ¿Cómo pongos? Vamos a aguantar ese trato del gobernante hacia los ciudadanos. Ya no nos dejan ni ponernos la camiseta que queremos y nos impiden el ingreso a las plazas. Esto es dictadura, los reglamentos de Evo están por encima de la Constitución. ¿Vamos a aguantar eso? Si lo dejamos correr, la dictadura de Luis García Meza será nada en relación a los que nos espera. El 21F sintetiza el respeto a nuestros derechos.



Encuesta

El Tribunal Supremo Electoral debe habilitar o rechzar a Evo Morales como candidato. ¿Qué cree usted que hará?

VOTAR
Anterior Siguiente
BBC