21/09/2018
Otro Estilo

Alexander, un caso en el que “todo el mundo falló”

Mario Espinoza O.
Mario Espinoza O.
“Piove Governo ladro”, “Llueve, Gobierno ladrón” es la traducción del italiano y significa que todo lo que se haga mal es culpa del Gobierno.  En este caso, el Gobierno debe estar muy preocupado porque en 14 años envileció a la justicia, la hizo peor. Tenemos una dependencia de la Justicia lamentable en su relación con el Poder Ejecutivo. Si dicen algo, ahí están Jueces, fiscales bailando al ritmo de lo que diga el Poder Ejecutivo.
El Poder Ejecutivo mete las manos con mucho entusiasmo al poder Judicial y el Poder Judicial se deja manosear, le gusta y coopera; es un problema de dependencia. Estoy seguro que si los jueces y fiscales tuvieran un mínimo de independencia y no estuvieran tan atentos a lo que diga el Poder Ejecutivo, harían mejor manejo de la Justicia. No son unos malvados, están cuidando una pega y los entiendo en estos momentos en que tan poca gente tiene trabajo, entiendo que estén ahí; pero esta posición pusilánime tiene su origen en el poder político.

El Poder Ejecutivo maneja todo, el Ejecutivo, la vicepresidencia, el Congreso, el poder electoral, el poder judicial y encima varios medios de comunicación.

El caso del bebé Alexander es de mucha controversia. Ahora sale que Defensor y un policía afirman que nadie violó al bebé Alexander y que el médico Jhiery Fernández es inocente. Pero está preso

¿A dónde apuntan todos? ¿A que hubo una presión? Querían un culpable, había que buscarlo porque había presión. Amanda Dávila, lamentablemente, dijo que los medios de comunicación lincharon al médico, etc.  Como si los medios hubieran hecho la autopsia o hubieran emitido la sentencia. Es lamentable lo que dijo, pero para eso uno es autoridad, para no dejarse presionar incluso por un periodista por muy capo que sea. No puede dejarse presionar porque se están jugando vidas.

El ministro, el abogado, el juez o el forense que se haga presionar por los medios es un crudo; es un tipo que no merece ser autoridad. Ahora hay otro tipo de presiones, por ejemplo, quien fue gobernador en ese momento, César Cocarico, estaba presionando para que haya un culpable porque de él dependía el hogar donde estuvo el niño.

Había otras autoridades que pidieron que haya un culpable y se apoyaron de una forense sin experiencia. ¿Qué es un forense? Es una especialidad de la medicina. No hay muchos que trabajen en esta área y básicamente trabaja con cadáveres. Hace un análisis que permite detectar la causa de la muerte. Por ejemplo, la hora del deceso, si la persona se resistió o no, si la muerte fue accidental, el arma utilizada, etc. Los forenses tienen un dicho: “La muerte no es el final”, porque el muerto tiene mucho que decir después.

Es tan importante el trabajo de los forenses que existen decenas de series de televisión sobre este tema. Los forenses pueden determinar si hubo violación, pero eso requiere estudios y no cualquier médico puede determinar aquello.

Entonces lo que hizo la forense del caso Alexander es una tarea cuestionable, con o sin presiones no lo sé, se equivocó, cuando vio al bebé dijo que hubo violación sin tomar en cuenta las mil cosas que pudieron haber ocurrido.

También se pudo haber hecho pruebas de ADN. Ese es el carnet de identidad del cuerpo humano y los análisis demuestran con 99% de certeza la comisión de un posible delito. El juez da su veredicto en base a lo que dijo el forense y, también, las evidencias mostradas por la Policía; luego el fiscal tiene la posibilidad de imputar a alguien y las evidencias se las presenta al juez, quien al final determina una sentencia. En este caso, todo mundo falló, todo el mundo se hizo presionar, todo el mundo demostró ignorancia. Ahora salen los campeones para decir: “yo ya lo sabía”.

Mario Espinoza O. es periodista

Tomado del programa De Nueve a 12, radio compañera, 21|9|18



Encuesta

El Tribunal Supremo Electoral debe habilitar o rechzar a Evo Morales como candidato. ¿Qué cree usted que hará?

VOTAR
Anterior Siguiente
BBC