Mundo | 15/03/2019

Nueva Zelandia: Horror ante ataques terroristas contra dos mezquitas

Nueva Zelandia: Horror ante ataques terroristas contra dos mezquitas
Brújula Digital |15|3|19|
Decenas de líderes mundiales expresaron hoy su rechazo ante el ataque terrorista a dos mezquitas en Nueva Zelandia y expresaron su solidaridad con las familias de las víctimas.

Según las autoridades de Nueva Zelandia, al menos 49 personas murieron en los ataques, registrados en la localidad de Christchurch, en la parte centroeste del país. Hombres armados ingresaron en ambos lugares y abrieron fuego indiscriminadamente contra quienes se encontraban orando, incluidos mujeres y niños.

Otras 50 personas resultaron heridas. Las mezquitas son los templos donde los musulmanes realizan sus ritos religiosos.

La primera ministra de Nueva Zelandia, Jacinda Ardern, dijo que cuatro personas, tres hombres y una mujer, han sido detenidos por los hechos.

En una cuenta de Facebook que se cree pertenece a uno de los atacantes se publicó un enlace a un manifiesto de 87 páginas que estaba lleno de ideas antiinmigrantes y antimusulmanas, así como explicaciones sobre un ataque. También se incluían frases a favor de las ideas del presidente de EEUU, Donald Trump.

“Es claro que este es uno de los días más oscuros de Nueva Zelandia. Claramente lo que ha ocurrido aquí es un extraordinario y sin precedente acto de violencia”, agregó Ardern.

El representante de Policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, dijo que una persona ya ha sido acusada y que comparecerá ante el tribunal el sábado por la mañana.

La televisión identificó al hombre armado como Brenton Tarrant, de 28 años, de Grafton, Nueva Gales del Sur, Australia. Funcionarios australianos han confirmado que el hombre armado es un ciudadano australiano.

De acuerdo con la primera ministra se encontraron bombas instaladas en los autos de los atacantes. Las fuerzas de seguridad lograron desactivarlas.

Uno de los ataques fue transmitido en vivo en redes sociales debido a que en su casco tenía una cámara de video. La perturbadora filmación fue eliminada de las plataformas y la Policía insta a que la gente se abstenga de compartirlo.