La máquina de leer | 06/11/2018

“Una novela criminal”

“Una novela criminal”
Fernando Molina
Brújula Digital |6|11|18

Están de moda las novelas “sin ficción”, es decir que mezclan la literatura y el periodismo. Textos recios y vitales que renuevan la seducción del género narrativo, hoy exhausto por la repetición de temas y por la sucesión de extrovertidos que escriben sobre su “subjetividad”. Uno de los mayores exponentes actuales de esta tendencia es el francés Emmanuel Carreré, pero casi no hay autor destacado que no la practique en alguno o en algunos de sus títulos.

En este caso se trata del mexicano Jorge Volpi, que logró ganar el premio Alfaguara con una obra mayor de la literatura latinoamericana contemporánea, “Una novela criminal”.

El libro habla del caso de un mexicano y su novia francesa acusados por la Policía mexicana de formar parte de una banda de secuestradores. La acusación comienza con una representación o recreación de la captura de estas personas, realizada en homenaje a las cadenas televisivas. De ahí en adelante, se convierte en una cadena de abusos, incoherencias, razones políticas, en fin, de la criminalidad de un sistema policiaco-judicial que, igual que el nuestro, se despreocupa por completo de la verdad y los derechos de los inculpados, y en cambio parece obsesionado con las apariencias y los formalismos. Un menjunje que se hace todavía más maligno cuando se le añade el desprecio por la vida humana, que parece más grave en México que en Bolivia.

Novela hecha con material de legajos, debería interesar aquí que tenemos tantos abogados y debate judicial. Novela sociológica, también por eso debería interesarnos. Pero que no se entienda mal: no tiene un ápice de aburrida o abstrusa. Es el absorbente relato de las consecuencias y costos de una de las peores desgracias que puede sufrir un mexicano (o un boliviano): caer en manos de la “justicia”.



Encuesta

¿Usted apoyaría una alianza entre Demócratas deRubén Costas y el candidato Carlos Mesa?

VOTAR